Módulos Temas Día

“A la Feria del Libro de Lima le falta el lado del negocio editorial”

Roberto Paiva, director de ProChile, indica que los organizadores del evento cultural deberían copiarse el modelo colombiano que incluye acuerdos entre firmas del sector.

Roberto Paiva cree que hay muchos puntos de contacto entre las editoriales peruanas y chilenas. (Foto: Manuel Melgar)

Es de mañana y en los pasadizos de la Feria Internacional del Libro de Lima (FIL) la asistencia es rala. Pocos son los afortunados que no responden a un horario laboral y pueden transitar calmos por los libros primorosos que los stands proclaman.

En medio de la escena, Roberto Paiva, director nacional de ProChile (Dirección de Promoción de Exportaciones de Chile), observa con satisfacción el movimiento en el pabellón del país invitado de este año, precisamente el suyo.

¿Cuáles son las expectativas de Chile en este evento? Desde el Gobierno, hay un marcado deseo de destacar las industrias creativas, entre ellas las del mercado editorial, una industria en la que Chile aún está en un periodo incipiente.

¿Por qué Perú?La industria editorial peruana está en un momento similar al de su par chilena. Si bien es cierto que la Feria del Libro de Santiago tiene un mayor alcance, creo que hay muchos puntos comunes que los colocan en el proceso hacia la madurez, hacia lo que son industrias como la colombiana o la mexicana.

¿Se proyectan ruedas de negocios entre ambas plazas?Como ProChile, estamos enfocados en los negocios. En esta feria, sin embargo, el objetivo es la venta final, llegar al público peruano con nuestros autores.

¿Y en el tema de mercado?Es que sentimos que eso hace falta. Creemos que a la Feria del libro de Lima le falta el lado del negocio editorial: la promoción no solo de la venta al lector final, sino del business to business.

¿Se han dado reuniones de negocios?Hay el contacto, pero creo que podría copiarse el modelo de ferias como la de Bogotá, donde sí hay un enfoque de negocio, de cerrar acuerdos entre mercados editoriales pares en la región. Por ejemplo, debe haber un día que esté cerrado al gran público y sea exclusivo de editores, libreros y distribuidores.

¿Cuánto ha invertido Chile para este encuentro?No creo que sea un tema numérico. Después de todo, en Chile practicamos el copago; instituciones privadas invierten y el sector público invierte. Se gasta dinero en trasladar los títulos, en la logística del stand y en traer la delegación. Creo que vale totalmente la pena.

¿Cuáles son las metas de venta?Bueno, tenemos 46 editoriales, 1,900 títulos, una delegación de 25 personas, con 15 escritores, con una presencia regional importante y protagónica de Antofagasta. La meta en cuanto a lo que tenemos en el pabellón es venderlo todo. Hasta ahora las cosas han ido bien. Si logramos ruedas de negocios, estaríamos encantados.

HOJA DE VIDA

Cargos previos: Director y gerente general de Caltec.Estudios: Doctorado en la Université Pierre Mendès-France.Profesión: Ingeniero comercial.

EN CORTO

La presencia chilena en la FIL 2014 obedeció a conversaciones bilaterales entre la Cámara Peruana del Libro y los organizadores de la Feria Internacional del Libro de Antofagasta. Es por eso que la presencia de esta región es destacada en la delegación mapocha.

Leer comentarios ( )

Ir a portada