Los tatuajes son una de las formas de expresión cultural que han acompañado al hombre desde tiempos remotos hasta ahora. Con los años, el nicho se ha ampliado y llega de manera transversal a todos los sectores de la sociedad, siendo un atractivo rubro de negocio.

"He realizado trabajos en personas de hasta 65 años, y de todo nivel socioeconómico", cuenta el tatuador profesional Sebastián "Cósmiko" López, quien tiene como proyecto abrir una serie de tiendas.

Según el diario El Mercurio, López estima que hace unos dos años o menos, las marcas empezaron a patrocinar a artistas del tatuaje en Chile. Según cuenta, él trabaja con la firma de accesorios de vestuario New Era hace unos tres meses.

Jorge Varela, dueño de la tienda de útiles para tatuar, Inside Tatto, dice que marcas como Vans, RedBull y Levi's están interesándose en muestras y en tatuadores como embajadores, porque buscan atraer a un público que comparte el estilo y la filosofía de este arte.

Varela también observa el aumento de personas interesadas en tatuarse en su local, en el que vende motores, agujas y tintas. Ya representa 14 marcas a nivel sudamericano y los últimos tres años ha cerrado con un crecimiento de 10% anual.