Módulos Temas Día

¿Cómo Facebook está rentabilizando la compra de Instagram y WhatsApp?

Instagram y WhatsApp crecieron como empresa tras la adquisición de Facebook. Ahora, tras los escándalos y pérdida de popularidad entre el público joven, estas aplicaciones son su carta para seguir vigente

Facebook

WhatsApp e Instagram son dos de las principales compañías compradas por Facebook. (Foto: EFE)

WhatsApp e Instagram son dos de las principales compañías compradas por Facebook. (Foto: EFE)

WhatsApp e Instagram son dos de las principales compañías compradas por Facebook. (Foto: EFE)

En sus 15 años de historia, Facebook ha cometido una serie de errores que le costaron la confianza de sus usuarios estancando su crecimiento sobre todo en Estados Unidos y Europa. Este año necesita recobrar dicho activo para que su marca siga siendo una de las más rentables del mundo y para ello cuenta con dos portentosos socios: Instagram y WhatsApp.

Mientras Facebook estuvo lidiando con los problemas de protección de datos, privacidad y manipulación política, muchos usuarios decidieron abandonar la red social para migrar a otras plataformas, ignorando que casi siempre su nueva opción era parte de la familia de empresas propiedad de la marca de Mark Zuckerberg.

Los ingresos de Facebook dependen de un modelo único de publicidad. El cimiento de dicho modelo es una precisa segmentación demográfica. Por lo que mientras que las personas adultas y más reservadas han abandonado la red social para ir a WhatsApp y a los más jóvenes les parece "aburrida" y prefieren Instagram, según "TechCrunch", las ganancias del conglomerado de Zuckerberg no peligran, sino que migran sus objetivos comerciales.

Más usuarios para más publicidad

A finales de enero de este año, Zuckerberg reveló que 2,7 mil millones de personas usan Facebook, Instagram, WhatsApp o Messenger al mes. Mientras que más de dos mil millones de ellos usan al menos uno de estos servicios todos los días. Mucho de este crecimiento en el último año tuvo que ver con Instagram. El área de comercio y compras dentro de la plataforma se volvió un ambiente natural, donde antes solo era un espacio para compartir y ver fotografías.

En abril de 2012, con menos de dos años en el mercado, Instagram recién estaba disponible en equipos Android. Fue descargado poco más de un millón de veces en menos de 24 horas entonces. Era el nuevo 'niño de oro' de las redes sociales, por lo que Facebook no dudó en sacar de sus arcas y anunciar al mundo que desde el 9 de abril de 2012, y por mil millones de dólares, Instagram era suya -aunque más tarde se dijo que el neto pagado fue de 730 mil millones-.

La primera promesa del fundador de  Instagram, Kevin Systrom, fue "no desapareceremos". Facebook decidió trabajar con los creadores de su competencia en lugar de eliminarla. En un año obtuvo una plataforma web, desarrolló los perfiles de usuario y más tarde de marcas, convirtiendo al sitio de fotografías en un nuevo escaparate virtual. Fue la primera empresa, y de tantos usuarios, que Facebook compró y lo hizo para, según Zuckerberg, "mejorar la experiencia de compartir fotos" en su empresa.

Por entonces, 150 millones de fotos eran publicadas cada día en Instagram. Ahora, casi siete años después, se suben al menos 500 millones de Stories al día -las publicaciones efímeras que desaparecen 24 horas después-. "The Wired" publicó en 2018 que el futuro de las comunicaciones en redes sociales estaría marcado por las Stories, una explicación del por qué Facebook quiso tanto comprar Snapchat -la principal promotora de esta novedad- y por qué copió sus mejores características en sus plataformas.

Las Stories de Instagram son lo que están 'alimentando' en gran parte a Facebook. Aunque la red social de fotografía tiene menos de la mitad de usuarios que su empresa matriz, son 2 millones de anunciantes los que prefieren publicitarse en ella. Esto mientras que Instagram se sigue perfilando como la red social con el mejor crecimiento exponencial de usuarios del mercado asegurando buena parte de las ganancias de Zuckerberg.

La importancia de 'mensajear'

En febrero de 2014, Mark Zuckerberg desembolsó más 19 mil millones de dólares (12 mil millones en acciones) para adquirir  WhatsApp. La intención: aumentar el número de usuarios de Facebook. De esta forma, el servicio de mensajería puso fin a las cuotas de membresía con la promesa de no incluir publicidad en su plataforma -Facebook logra obtener ingresos a partir de versiones para empresas que aparecieron en 2017-.

La empresa Tencent, propiedad del gigante chino WeChat, deseaba hacerse con WhatsApp. Solo bastaba una reunión con uno de los propietarios para concretar la compra. Pero Pony Ma, el encargado de cerrar el acuerdo, enfermó y retrasó su viaje a Silicon Valley. Zuckerberg aprovechó el tiempo ganado y se adelantó para doblar la oferta de la empresa asiática. Desde entonces la evolución de WhatsApp fue abismal.

WhatsApp cambió por completo. Ahora es una plataforma más social llena de características como las Stories, videollamadas, enviar emojis y GIF, editar y compartir fotos y videos, controles contra la desinformación en mensajes. Pasó de tener 450 millones de usuarios al mes a más de 1.200 millones usuarios activos. Y ahora se prepara para cumplir la meta de Zuckerberg: dotar de más usuarios a Facebook.

Es hora del futuro

El objetivo de Mark Zuckerberg para el futuro de sus plataformas es dotar a sus funciones de mayor seguridad y privacidad, tener a WhatsApp y Messenger como "el centro de las experiencias sociales", las Stories seguirán evolucionando y el comercio y las compras serán potenciadas en Instagram. Y a esto se sumaría una convergencia de funciones: una unificación de infraestructuras que permitiría el envío cruzado de mensajes entre Facebook, Instagram y WhatsApp.

Mark Zuckerberg explicó que la acción carece de un beneficio comercial, sino que es para "mejorar la experiencia del usuario". "The New York Times" explicó que la medida ayudará a los vendedores de Marketplace en países donde WhatsApp es el canal de mensajes más usado para conversar con clientes en lugar de en Facebook Messenger. A la vez que los que prefieren enviar SMS podrían ver sus mensajes cifrados y por lo tanto más seguros en sus sitios.

La idea es que en 2020 la opción ya esté operativa. Será una nueva forma de poner seguridad y dar confianza a sus usuarios. Mientras que el director financiero de Facebook, David Wehner, explicó a "TechCrunch" que Facebook busca también dar métricas "familiares" y ya no por separado de cada una de sus marcas; tal vez para unificar más a sus empresas, o quizá para que no sea más tangible que la base de usuarios de la red social se sigue alejando cada vez más prefiriendo usar otras plataformas, como Instagram y WhatsApp.

Tags Relacionados:

Facebook

WhatsApp

Instagram

Leer comentarios ( )