El exdirector general de Microsoft, Steve Ballmer, es el nuevo dueño de los Clippers de , un equipo de por el que pagó US$2,000 millones para hacerse con el equipo de Donald Sterling, quien hasta el día de la operación era el propietario más antiguo de la NBA.

El club informó que la venta se cerró después de que una corte en Los Ángeles confirmó la autoridad de Shelly Sterling, de parte de un fideicomiso de la familia, para vender la franquicia a , exdirector general de Microsoft.

DisputaDespués de un escándalo que involucró a Sterling, la NBA amenazó con apropiarse del equipo para subastarlo. El magnate cedió inicialmente a su esposa el permiso para negociar una venta. Luego, se negó a avalar el acuerdo con Ballmer y advirtió que demandaría a la liga.

La venta pone fin a varias preocupaciones que rodearon al club en los últimos meses. Los patrocinadores, que habían comenzado a huir tras el problema en el que se vio envuelto Sterling.

Nada de eso parece un problema con Ballmer, quien además podría abrir la chequera para realizar fichajes de jugadores.