Módulos Temas Día

Start-ups en evolución: de incubar una idea a la expansión internacional

Seis representantes cuentan cómo alcanzaron su éxito actual y qué ha cambiado en el ecosistema de negocios.

fitco

fitco

fitco

Hoy una start-up no se gestiona igual que hace cinco años. El cambio es una constante y un requisito. Seis emprendedores entran en detalle sobre las motivaciones y los retos detrás.

1. Sportafolio
Sportafolio surgió como una herramienta para vincular a deportistas con marcas auspiciadoras. Más tarde se transformó en una plataforma que conecta runners de cualquier lugar mediante desafíos virtuales basados en carreras reales.

El mayor reto para el equipo fue convertir su idea en un producto innovador, señala Fernando Sotomayor, cofundador y CEO de la empresa. Y añade que en la etapa de ejecución es clave priorizar aquello que sume a la visión del negocio.

Hoy cuentan con una operación en Chile y apuntan a Colombia. “La ventaja es que tenemos una plataforma latinoamericana que nos permite evolucionar más rápido en base a las necesidades del público local”, afirma Sotomayor.

2. Quántico Trends
Quántico es una start-up que monitorea las redes sociales y que hace tres años se independizó de otra empresa. Así, después de pasar por las canteras de Wayra Perú, hoy cuenta con clientes en Perú, Argentina y Panamá.

Diana Zorrilla, directora de operaciones, indica que actualmente la internacionalización de un emprendimiento es clave. No obstante, reconoce que uno de los principales retos es combinar el crecimiento en el extranjero con una mayor personalización hacia el usuario.

Otro factor que ha cambiado para las start-ups son las oportunidades de apoyo. “Hace cinco años los recursos eran propios o de fuentes muy cercanas, en cambio ahora hay muchos más fondos y mentorías en un ecosistema más maduro”.

3. TuRuta
TuRuta, una plataforma que conecta a usuarios con los servicios de transporte público de su ciudad, surgió con la idea de afrontar un sistema muchas veces ineficiente.

Jean Pierre Carrere, uno de los fundadores, comenta que fue determinante la experiencia personal que ellos tuvieron como usuarios. Y, afirma, este conocimiento de la problemática les ayuda a mejorar continuamente el servicio.

Recuerda que, a un mes de lanzar la aplicación, esta apareció en un medio de comunicación y tuvieron 6,000 descargas en un día. “Los servidores se cayeron y muchos desinstalaron la aplicación. Nos dolió, pero aprendimos a prever los problemas”. Contra viento y marea, la constancia y la determinación son claves para llevar a cabo un emprendimiento, añade.

empre

empre

empre

empre

4. Restaurant.pe
La idea de Restaurant.pe nació en Piura, de la creatividad de tres socios que buscaban brindarles una solución tecnológica a los problemas de gestión de los restaurantes. Hoy, más de dos años después, cuentan con 300 clientes en cinco países.

Luis Gallo, cofundador de la empresa, señala que una clave del éxito es hacer las cosas distintas. “No somos el proveedor de nuestro cliente, nos volvemos su amigo. Consideramos que creamos una comunidad de dueños de restaurantes”.

Ahora, se han planteado el reto de que la plataforma pueda ser empleada sin asesoramiento. “Queremos que Restaurant.pe sea tan fácil como enviar un e-mail”, cuenta Gallo. ¿Cómo lograrlo? A través de la experiencia de usuario y la mejora continua de la plataforma.

5. MapSalud
MapSalud es una plataforma que interpreta la información de los seguros de salud y entrega la información al usuario a través de una aplicación.

La start-up vende el servicio a las empresas que busquen “generar engagement entre empleador y empleado mediante el conocimiento de los beneficios que le brinda su contrato de salud”.

Para Jorge Bado, gerente general, lo más difícil fue encontrar una metodología de trabajo y un funcionamiento que les permita escalar. Dentro de los próximos dos años proyectan consolidar operaciones en Chile y Colombia.

Otra de las aristas que esperan alcanzar es la dimensión social del negocio, llegando a la población asociada al Seguro Integral de Salud.

6. Fitco
Andrea Baba, cofundadora de Fitco, cuenta que el desarrollo de un producto tecnológico fue lo más difícil de aprender para un grupo de economistas que querían crear un software de atención y ventas especializado para centros fitness.

En tanto, considera que el mayor logro fue empezar a vender en México, Colombia y Argentina. Es consciente que se enfrentan a marcas consolidadas a nivel internacional, pero resalta que a su favor tienen el idioma y la respuesta inmediata a través de sus redes sociales.

“Sin pasión no llegas a nada. La perseverancia es importante, pues sostener un emprendimiento es difícil, hay muchos altibajos”, sentencia Baba.

Tags Relacionados:

Start up

emprendedores

impreso

Leer comentarios ( )

Ir a portada