Módulos Temas Día

La historia detrás de la llegada de Mario Vargas Llosa a la FIL Lima

José Alvariño, presidente de la Cámara Peruana del Libro, revela detalles de los cuatro meses de negociación y las actividades en las que participará el novelista. Se esperan ventas por más de S/ 19 millones.

José Alvariño

José Alvariño. Foto: Marco Ramón

José Alvariño. Foto: Marco Ramón

La próxima Feria Internacional de Libro (FIL) de Lima tendrá como invitado de honor no un país, sino un universo. El evento literario, que comienza el próximo 19 de julio, estará dedicado a explorar el Universo Vargas Llosa.

En ese vasto territorio imaginado hecho de novelas, relatos, teatro, pero también de periodismo y política, un grupo de más de 25 especialistas se abocará a visitar hasta el último rincón de la obra del Nobel de Literatura peruano.

“Se ha seguido el mismo esquema que con un país invitado. Tendrá una delegación y también un pabellón de 300 metros”, explica José Alvariño, presidente de la Cámara Peruana del Libro (CPL) y líder del equipo que hizo posible la llegada del escritor de “La casa verde”.

La negociación

Las decisión de que Vargas Llosa sea el homenajeado de este año se tomó tan pronto acabó la edición de la feria del 2018. Alvariño sostiene que se le envió una carta al Nobel para informarle sobre la propuesta e invitándolo a participar. Por su lado, el autor de “Conversación en La Catedral” mostró desde un inicio la disposición a estar aquí si su agenda lo permitía. “No puso ninguna condición para venir”, explica el directivo. La negociación también involucró a los editores del escritor en Perú y España. Cuatro meses después, se confirmó su presencia.

A diferencia de Mo Yan, el Nobel chino de Literatura que también estará en la FIL Lima, Vargas Llosa no recibirá honorarios por estar en el evento. “Solemos pagar a algunos escritores por su trascendencia, pero en este caso, no se nos ha pedido dinero”, revela Alvariño.

El Nobel estará desde el 19 hasta el 21 de julio cumpliendo con actividades de la feria. Es posible que el día de la inauguración coincida con el presidente Martín Vizcarra, a quien también se le ha invitado. El mandatario ha manifestado su decisión de inaugurar el evento, tal como lo hizo el año pasado.

Una de las actividades más esperadas e insólitas del escritor en la feria será un encuentro con un grupo de niños lectores, de acuerdo al ejecutivo de la CPL. En la actividad, Vargas Llosa leerá parte de su libro infantil “Fonchito y la luna” y compartirá un momento grato con ellos.

Los límites a pasar

Las cifras de la FIL Lima no solo hablan del buen momento que significa para la difusión de la lectura, sino que va de la mano con el éxito comercial que ha logrado con cada edición.

Según cifras de la organización, el año pasado la feria tuvo 565,000 asistentes. Desde hace cuatro años, la FIL tiene un crecimiento sostenido de 2% a 3% en asistencia, por lo que este año también se espera un aumento en la concurrencia. Cabe resaltar que en el 2011, el evento solo congregaba a 265, 000 personas.

Para Alvariño, el único temor con respecto a este año es la coincidencia de fechas con los Juegos Panamericanos Lima 2019. Sin embargo, afirma que es positivo que los peruanos tengan la opción de elegir entre una competencia deportiva o escuchar a su escritor favorito.

En cuanto a ventas, estás han crecido a un ritmo mayor que la asistencia. El año pasado se vendieron S/19 millones en productos. En los años 2017 y 2016, estas llegaron a los S/ 17.6 millones y S/ 14 millones, respectivamente.

Con respecto a los patrocinadores de la feria, se mantienen desde hace cuatro años las mismas empresas, el BBVA y la PUCP.

Los lectores

Este año la venta de entradas para la feria se hará de manera presencial y a través de la plataforma Joinnus, lo que ayudará a obtener mejor información de los asistentes.

Según data de la CPL, el 5% de entradas online que se vendieron el año pasado eran de personas del interior del país. También se conoce que un gran número de lectores proviene de los distritos de Jesús María, San Isidro, Miraflores y San Miguel. Asimismo, una parte considerable llega desde Lima Este y Lima sur, a pesar de la distancia y el tráfico.

Leer comentarios ( )