Módulos Temas Día
gestion.pe

Contenido exclusivo: Edición impresa

Danny Fields, el cazador de talentos y eslabón de los grandes del rock

Trabajó con artistas como Ramones, Iggy Pop, The Doors y David Bowie. Su valor actual de mercado es de US$ 300,000.

Danny Fields

(Foto: Getty)

(Foto: Getty)

(Foto: Getty)

El punk no hubiera conocido el sonido de Ramones si no fuera por el apoyo de un desconocido –para aquella época– llamado Danny Fields, cuyo valor actual de mercado es de US$ 300,000.

Y es que este hombre fue el primero en ayudar a darle visibilidad a la banda de Nueva York liderada por Joey Ramone.

Sin embargo, el radio de acción del estadounidense no solo se centra en la agrupación mencionada, sino que abarca más de un género y una época –dos décadas, para ser exactos–.

Su carrera
En su trayectoria se involucró con otras reconocidas figuras del rock. Entre ellas, se encuentra Nico, quien luego de conocer a Fields comenzó a grabar sus propias canciones. También están David Bowie, Iggy Pop, The Doors, quienes consiguieron en él un agente de prensa, Leonard Cohen y The Beatles.

Durante una entrevista con El País, el cazador de talento señala que su motivación siempre fue ayudar a artistas en los que creía.

“Allá por 1975, Ramones insistía para que fuese a verlos. Yo escribía en el Soho Weekly News y querían que los recomendara en mi columna semanal. Insistieron tanto que fui. Me encantaron desde la primera canción que tocaron. Luego del show, tras bajar del escenario, me preguntaron si iba a escribir sobre ellos y yo respondí: ‘Haré más que eso, quiero ser su mánager”, contó.

La banda aceptó que los manejara con una sola condición: que les consiguiera US$ 3,000 para un nuevo kit de batería. Fields accedió.

La estrategia
En aquella época, la movida punk en Estados Unidos radicaba más en una actitud ante la vida, con el arte y la música como canales de expresión. Esta fue la estrategia que tomó y orientó el representante.

“La movida en Gran Bretaña siempre tuvo una motivación más política. Era una reacción, una respuesta ante el sistema, pero sin olvidar el gran componente comercial que creó Malcolm McLaren a través de los Sex Pistols”, señala al portal Efeeme.

Multifacético
Entre las tantas actividades que tuvo Fields se encuentran la publicidad –en Elektra Records–, el periodismo –en la revista Datebook– y la fotografía –retratando la movida punk que él mismo comenzaba a construir–.

Tan solo con la primera llevó a lo más alto a The Doors e impulsó la figura de Jim Morrison entre el público de los sesenta.

Su vida ha trascendido de tal manera que son varios los homenajes que se le han dado hasta la fecha. Por ejemplo, los autores del libro “Please Kill Me: The Uncensored Oral History of Punk”, Legs McNeil y Gillian McCain, dedicaron su trabajo a Fields, “por ser el chico más genial del lugar”.

Incluso, se hizo una película en su honor, “Danny Says”, que es emitida en Netflix. El nombre de este largometraje tiene su origen en la canción de Ramones, la cual también era dedicada al cazador de talentos.

El punk no ha muerto
Ahora, con 78 años de edad, ya no se dedica a aconsejar a bandas, sino que está más concentrado en llevar una vida tranquila, pero sin dejar de lado su pasión: la música.

En febrero pasado, reeditó su libro de fotografías “My Ramones”, que tuvo una exclusiva edición limitada. Algunas de esas fotografías también forman parte de varias exposiciones en el mundo.

“Como no sabía ni producir, colocar micros o manejar una consola de sonido, me dediqué a tomar fotos”, justifica Fields, el hombre en el que el punk no ha muerto.

Las claves
Inconcluso. Estudió en Harvard, pero abandonó en su primer año de derecho.

Alcance. Fields llevó a Ramones al Reino Unido, donde tuvieron gran éxito.

Talento. Descubrió al músico Paleface en un bar de Nueva York.

Incursión. Estuvo involucrado con “The Factory” de Andy Warhol.

Leer comentarios ( )

Ir a portada