Módulos Temas Día

¿Cómo hacer emocionante los viajes con niños?

Viajar con niños es toda una experiencia, debido a que es un momento emocionante para los engreídos del hogar, ya que quedan maravillados con nuevos destinos, culturas y paisajes que quedarán en su memoria.

notitle

Despegar.com, ha realizado un listado de recomendaciones que los padres deben de tener en cuenta para que su viaje con los más pequeños sea realmente placentero y crea recuerdos familiares que nunca olvidarán.

A la hora de elegir el destino turístico: Si bien es cierto el destino es elegido por toda la familia, es bueno ofrecerle a los pequeños un lugar interesante, que despierte su curiosidad y al final del viaje les haya brindado nuevos conocimientos, además de gratas experiencias.

Tomemos en cuenta sus sugerencias y preguntemos su opinión sobre el lugar al que nos dirigimos, si no saben nada sobre el destino es bueno contarle un poco sobre lo que conocerán y así tengan la mejor disposición al momento de viajar.

Antes de abordar el avión: Antes de llegar al aeropuerto hable a sus hijos acerca del proceso de revisión de seguridad. Hágales saber que sus objetos personales y juguetes preferidos (muñecos, peluches, entre otros) se pondrán en la máquina de rayos X y saldrán por el otro extremo para devolvérselo, intente comentarle de una manera interesante, tenga en cuenta que son cosas nuevas para ellos y se sentirán entusiasmados.

Durante el vuelo: Los niños tienen una energía desbordante, por eso es importante empacar una bolsa de juguetes o antojitos para mantener a su hijo ocupado y entretenido durante el trayecto.

Además de esto, a la hora de descender del avión y con la finalidad de evitarle incomodidades en los oídos de los más pequeños, pueden mascar chicle, lo que les resultara divertido, trate de hacer un juego sobre inflar globos para que se entretenga y no presten atención a la hora de descender.

En la elección del hotel: Busque hoteles que estén ubicados en calles principales para que tenga rápido acceso a los lugares más visitados de la ciudad. Elija habitaciones cómodas y espaciosas para que los niños pueden moverse libremente y no se sientan atrapados en un lugar reducido.

De igual manera, procure estar solo el tiempo esencial en la habitación del hotel, recuerde que hay mucho por conocer y es lo que más les interesa a sus hijos.

En el destino: Relacione los nuevos lugares con cosas que los niños ya conocen para que encuentren una similitud y les sea más fácil entender lo que les explican. Si se pierde ya sea caminando o conduciendo, no lo demuestre. Trate siempre de mostrarse calmado, que los niños se sientan seguros y no noten lo sucedido. Busque a alguna persona que lo pueda guiar y dar señales para llegar hacia el lugar que desea.

Si en el lugar al que se han dirigido están en contacto con la naturaleza cómprele un mapa para que marquen la ruta que van siguiendo y se sienta dentro de alguna expedición.

También lleve siempre un antihistamínico o pomadas, por si surge algún tipo de alergia, si no lo tiene a la mano recuerde que estos malestares también suelen pasar con miel o agua de anís.

Durante el retorno: Pregúntale a sus hijos que les pareció el viaje, que nuevas cosas aprendieron, recoja todas sus opiniones sobre lo bueno y lo malo que les sucedió, para que las tomes en cuenta en el próximo viaje que desees emprender con ellos.

Recuerda que viajar te llena de nuevos conocimiento y enriquece mucho intelectualmente a las personas sobre todo si es un hábito que se forjan desde pequeños. Trata de que una experiencia sea siempre mejor que la anterior.

Leer comentarios ( )

Ir a portada