Los pueden llegar a gastar un máximo de S/. 4,000 en tratamientos de cuidado personal con el objetivo de verse bien y estar a la altura de las exigencias de su posición laboral, informó Cecilia Bianchi, gerente de Vitalitá Perú.

"Bueno los gastos pueden ser variables y puede ir desde una inversión mínima de S/. 100, que implica un masaje, o spa, o limpieza facial, hasta los S/. 3,000 a S/. 4,000 dependiendo del tratamiento que busquen", señaló a Gestion.pe.

Indicó que los ejecutivos que buscan cuidar su apariencia personal tienen más de 35 años y tienen como objetivo el "verse mejor" debido a las exigencias de la jerarquía de sus empleos.

"Son personas que no buscan tener líneas de expresión (en el rostro), verse más pulcros o más delgados", comentó.

Asimismo, precisó que los tipos de tratamientos que más demandan estos ejecutivos son aquellos que no impliquen algún período de recuperación, que no sean invasivos o comprendan alguna cirugía.

La especialista señaló que en el Perú ya ha cambiado la idea de que el cuidado personal es algo exclusivamente para el público femenino y cada vez hay más varones que demandan estos servicios.

"Cada vez son más hombres que se preocupan por su imagen o incluso son hombres que vienen acompañados de sus esposas, quienes le piden que tienen que verse bien", puntualizó.

Bianchi indicó que la demanda por los servicios de cuidado personal es muy amplia y por eso cada vez se abren más centros especializados en diversas partes de la ciudad y del país.

"Además la gente ya está optando por tratamientos invasivos como cirugías que implican pedir vacaciones para la recuperación. La gente opta más por tratamientos , de resultados más rápidos y que no duelan", anotó.

Finalmente, explicó que los en cuidado personal cada vez deben realizar mayores inversiones en importar equipos de última generación que les permita ofrecer mejores servicios a los consumidores.

"Nosotros en Vitalitá tenemos aparatos que hemos traído de Israel, Estados Unidos y Brasil para el mejor tratamiento de nuestros pacientes. La inversión es grande pero vale la pena, nosotros hemos invertido alrededor de US$ 400,000", concluyó.