dijo esta semana que será en un anuncio en el que resaltó que posee casi US$ 9,000 millones, aunque Forbes afirma que es menos de la mitad.

Sin importar el monto exacto, el multimillonario de 69 años sabe cómo distribuir su riqueza.

Además de administrar algunos de los edificios de departamentos más populares en el país, Trump también es dueño de un portafolio personal de casas en Manhattan y Palm Beach, todos ellas bañadas en oro.

Business Insider echó un vistazo a la colección de casas, autos, aviones y demás lujos de quien puede ser el próximo presidente de los EE.UU.

Donald Trump pasa la mayor parte de su tiempo en la Torre Trump, ubicada en la Quinta Avenida. La famosa torre es un rascacielos de 68 pisos y Trump duerme en el penthouse.
[Etiqueta]

El penthouse de Donald Trump tiene una puerta cubierta de oro y diamantes, una fuente en el interior, un techo pintado como lienzo y un lujoso candelabro.
[Etiqueta]

Cuando Donald Trump se aburre de su fastuoso hogar en Nueva York, el magnate aborda su Boeing 757 de US$ 100 millones y viaja a alguna de sus otras mansiones.
[Etiqueta]

Obviamente, los cinturones de seguridad del avión están bañados en oro.
[Etiqueta]

Aquí es donde Donald Trump duerme la siesta mientras vuela. La almohada está bordada con el sello de la familia, al igual que la mayoría de las otras almohadas en el avión.
[Etiqueta]

Cuando no está en el aire, Donald Trump se moviliza en uno de sus muchos autos lujosos. Aunque sus preferidos siempre han sido los Rolls-Royce, Trump también posee un Lamborghini Diablo eléctrico de color azul de 1997 y un Mercedes-Benz SLR McLaren de mediados de la década del 2000.
[Etiqueta]

En 1985, Donald Trump compró la propiedad Mar-a-Lago en Palm Beach por US$ 10 millones y la convirtió en un club privado. El club tiene una extensión de 17 acres de terreno al sur de la Florida.
[Etiqueta]

La mansión fue construida en 1924 por la heredera de los cereales Marjorie Merriweather Post. Donald Trump vivió en la propiedad durante diez años antes de convertirla en un exclusivo club privado.
[Etiqueta]

La mansión tiene 58 habitaciones, 33 baños, 12 chimeneas y tres refugios antiaéreos o búnker.
[Etiqueta]
[Arriba la boda del hijo de Donald Trump, Donald Trump Jr., en el Club Mar-a-Lago en noviembre del 2005 en Palm Beach, Florida.]

En 1995, Donald Trump compró una propiedad de 213 acres en Bedford, NY, llamada Seven Springs. La mansión de 11,880 metros cuadrados sirve como un hogar en los suburbios para él, su esposa Melania y su hijo Barron.
[Etiqueta]

Según los medios, Donald Trump pagó US$ 7.5 millones por la propiedad. El magnate tenía planeado usarla como campo de golf, pero sus vecinos se opusieron porque temían que los desechos químicos del campo podían llegar a un lago cercano.
[Etiqueta]

Ideal para un paseo en el campo, Donald Trump le encargó al equipo de Orange County Choppers fabricar esta moto personalizada con partes de oro de 24 quilates. Todo un lujo.
[Etiqueta]

En el 2011, Donald Trump adquirió la última parte de la propiedad de la socialité Patricia Kluge en Charlottesville, Va. El multimillonario pagó US$ 6.5 millones por la mansión de más de 7,000 metros cuadrados luego de haber comprado meses antes el viñedo y la bodega por US$ 6.2 millones.
[Etiqueta]

Antes de la recesión, el viñedo estaba valorizado en US$ 70 millones. Así que Trump consiguió un gran descuento por la propiedad.
[Etiqueta]

La propiedad tiene un total de 45 habitaciones, una sala de cine, un establo para caballos, un invernadero y casa de huéspedes.
[Etiqueta]

En algún momento, Donald Trump ya sea donó o vendió el viñedo, el último de Virginia, a su hijo Eric. Curiosamente, Donald Trump no bebe ningún tipo de bebida alcohólica.
[Etiqueta]

Este año, Donald Trump renovó por completo su helicóptero Sikorsky S-76, gastando unos US$ 750,000 en la remodelación, que incluyó varios enchapados en oro de 24 quilates.
[Etiqueta]

Donald Trump solía tener una segunda mansión en Palm Beach, pero la vendió al magnate ruso Dmitry Rybolovlev en el 2008.
[Etiqueta]