(Bloomberg) El lanzamiento mundial de Pokémon GO se ha pospuesto debido a la inesperada popularidad del juego, lo que lo ha puesto a la cabeza del ranking de descargas desde que debutó hace menos de una semana.

Niantic Inc., creadora de Pokémon GO en conjunto con Nintendo y Pokemon, está trabajando para aumentar la capacidad de sus servidores a fin de poder lidiar con el tráfico de datos e introducir el juego para smartphones basado en la geolocalización fuera de los Estados Unidos, Australia y Nueva Zelanda, países en donde fue lanzado el miércoles.

Masashi Kawashima, el director de Niantic para la región asiática del Pacífico, dijo que el lanzamiento del juego en otros países ocurriría "cuanto antes", pero no quiso dar plazos específicos. Niantic no le está dando prioridad a ningún país o región en particular, como Japón, Asia o Europa, sino que espera lanzar el juego en cualquier lugar donde estén ya dadas las condiciones para hacerlo.

Desde su debut, Pokémon GO ha captado la atención de la gente al combinar la querida franquicia que ya tiene 20 años con los juegos de celular en una experiencia nueva que invita a los usuarios a explorar su entorno físico, teléfono en mano, para encontrar nuevos personajes. Un grupo de fans ya establecido, que creció jugando cartas, videojuegos y viendo caricaturas de la franquicia ha acogido con gusto la idea de encontrar, entrenar y hacer luchar los "monstruos de bolsillo" usando sus smartphones.

"No estamos tratando de programar los lanzamientos, sino que intentamos asegurar que la gente pueda jugar sin problemas una vez que el juego esté disponible", dijo Kawashima en una entrevista en Tokio. "Estamos trabajando arduamente para lograr esto. Esto está basado en la cantidad de accesos que hemos visto a los pocos días del lanzamiento".

Un equipo de cerca de 60 personas trabajó en Pokémon GO, dijo. La mayoría estaban localizados en Japón o San Francisco, donde la empresa escindida de Google se encuentra, dijo Kawashima. Hasta hace poco, Niantic era mejor conocida como la compañía que había desarrollado Ingress, un juego para celulares que usa locaciones en el mundo real y requiere que los usuarios se muevan por ciudades y pueblos para capturar territorios virtuales. Pokémon GO utiliza una idea similar.

Si bien su descarga es gratuita, Pokémon GO permite que sus usuarios compren pokebolas y otros artículos digitales que hace que sea más fácil para los usuarios encontrar y capturar pokemones. Kawashima no dio cifras, pero dijo que se habían hecho "muchas ventas". Sin embargo, agregó que los jugadores no necesitaban gastar dinero para poder disfrutar y avanzar en el juego.

"Sin en algo estuvimos de acuerdo con Pokemon Co. y Nintendo fue en que no queríamos hacer un juego donde alguien tuviera que pagar para ganar", dijo Kawashima.

TAGS RELACIONADOS