Módulos Temas Día

Entrevista

Ante un conflicto u opiniones diferentes se debe saber qué es lo importante para la otra parte

Wiebe de Boer, embajador de Países Bajos en el Perú, asegura que el cargo diplomático exige saber negociar y ponerse en los zapatos de la otra parte. Practica ciclismo y disfruta del mar.

Wiebe de Boer, embajador de Países Bajos en el Perú

Wiebe de Boer, embajador de Países Bajos en el Perú

Wiebe de Boer, embajador de Países Bajos en el Perú

Al entrar a la Embajada de Países Bajos en el Perú, lo primero que se observa es una bicicleta . Está allí, con sus colores blanco y naranja, como un monumento imperturbable entre los funcionarios que van y vienen. Uno de ellos es el embajador Wiebe de Boer, que lidera la diplomacia de Holanda en nuestro país desde el 2015.

¿Cómo y cuándo comenzó su carrera diplomática ?
En 1992 entré a la Escuela Diplomática. Hubo 1,000 candidatos y se eligió a 15.

¿Es el primero de su familia en un cargo de este tipo?
Sí. También tengo tres hijos, dos de ellos en Holanda y una hija en el Perú.

¿Les recomendaría la vida diplomática?
No es un trabajo fácil para la familia. Cada cuatro años vas a mudar a todos. Como diplomático llegas a un nuevo destino y el trabajo y los contactos te están esperando, pero el resto de la familia necesita buscar su lugar.

¿Cómo se animó usted a ingresar a esta carrera?
Antes de hacerlo trabajé en una empresa de comercio internacional. Durante un año vendí leche en polvo, aceite y mantequilla. Así hice contacto con las embajadas de mi país y conocí a los funcionarios y el trabajo que hacían.

¿Qué le gustó?
Como comerciante solamente vendes. Desde la embajada trabajas con otros comerciantes, otras empresas, ves asuntos consulares. Es algo
más personal y se pueden hacer más cosas. 

¿Qué se necesita para llegar aser un buen embajador?
Necesitas tener la posibilidad de entender a las personas y ponerte en sus zapatos. Si hay conflictos o diferencia de opiniones, llegar a un
acuerdo requiere saber cuáles son las cosas importantes para la otra parte. 

Como excomerciante, ¿diría que también saber negociar? 
Es un lado de la carrera diplomática. Como Países Bajos es importante el lado comercial, pero también el lado político. En el caso del Perú y Holanda, tenemos los mismos intereses políticos.

¿Y el aspecto comercial?
​El Perú exporta US$ 1,000 millones al año a Holanda en productos agrícolas.

¿Como cuáles?
Palta, espárragos, uvas, cacao, café. Son, además, productos de muy alta calidad. Es muy difícil entrar a vender en el mercado europeo.

¿Ha encontrado similitudes entre peruanos y holandeses?
La motivación para mejorar es algo en común. He estado en Costa Rica, Panamá, Chile y he viajado por todo Latinoamérica y el empuje del peruano es impresionante. Es la razón detrás del crecimiento alto que tienen.

De otro lado, hay problemas con el transporte, un tema en el que Holanda ha solucionado
En Holanda tenemos 17 millones de personas y 27 millones de bicicletas. Mucha gente tiene dos: una para el transporte diario y otra para hacer deporte. Lo que hemos visto aquí es que para mucha
gente tiene una connotación deportiva.

¿Las bicicletas son la solución para el tráfico caótico de Lima?
La bicicleta no es la única solución, pero sí es parte importante de ella. La ciudad tiene las condiciones. Es plana en su mayor extensión, hay buen clima y la mayoría vive a 4 o 6 kilómetros de su trabajo.

¿Por qué cree que no es algo masivo entonces?
A nosotros nos tomó décadas cambiar eso. Hoy en Holanda se puede ir a cualquier lugar en ciclovía. Pero durante mi estadía aquí he visto que la cantidad de ciclistas ha ido en auge. Motivar a la gente a tomar esta decisión implica un compromiso de empresas e instituciones.

¿Cómo?
Teniendo infraestructura como lockers, duchas y estacionamientos.
Además, según estudios, tiene beneficios en la salud del trabajador.

¿Y usted cada cuánto sale a montar bicicleta?
Casi todos los días voy a la playa a manejar algunos kilómetros. Eso me está salvando porque la vida diplomática implica pasar muchas horas en reuniones. Además, en bicicleta se conoce mejor la ciudad. 

¿Aparte de la bicicleta, cómo escapa del estrés laboral? Me gusta la playa. Estar en la playa mientras leo informes de la embajada (se ríe).

¿Y el fútbol?
También. El fútbol, como la bicicleta, ayuda a juntar a los pueblos.

Hoja de vida
Nombre: Wiebe Jakob de Boer.
Cargo: Embajador del Reino de los Países Bajos  en el Perú.
Edad: 56 años.
Estudios: Maestría en Economía Empresarial y  Relaciones Económicas  Internacionales en Universidad  de Groningen.

Leer comentarios ( )