¿Es posible un Woodstook en este siglo? Los fans ahora saben que sí. Los fans saben que faltan pocas semanas y que solo un grupo de privilegiados lo podrá ver. Hoy las entradas para el Desert Trip son un bien escaso. Quedan un puñado, a precios multiplicados varias veces por su valor original.

A inicios de este año, Goldenvoice, la promotora del evento, la misma que está atrás del festival Coachella, confirmó la presencia de , , , Neil Young, The Who y Roger Waters. Las seis leyendas juntas en tres días de rock. Del 7 al 9 de octubre. Con las entradas agotadas decidieron una estrategia más atrevida. En mayo publicaron en su página el inicio de la venta de una nueva fecha, una semana más tarde.

En menos de cuatro horas todas las localidades se habían agotado, partiendo por las generales a US$ 199 (ticket diario y de pie) hasta los boletos de tres días con asiento reservado y acceso al sector Platinum (con zonas más cómodas para los presentes), que llegaban a los US$ 1,599. Hoy estos boletos son casi imposibles de conseguir y si existieran costarían hasta 10 veces más.

Salir a buscarEn la propia web del Desert Trip la palabra agotado se multiplica a la hora de referirse a las entradas. Hay, sin embargo, un puñado de tickets que se pueden encontrar. Son pocos, muy pocos. Sus precios están por las nubes.

Una sola entrada por los tres días en zonas cercanas al escenario puede costar hasta S/ 49,700. Se trata de las mismas que en mayo costaban US$ 1,599 en la web de los organizadores. Hasta antes que el mundo de la música sea remecido por este evento, el festival de música indie Coachella tenía un galardón que ninguno otra poseía: el récord como el festival más taquillero del mundo.

En realidad era una marca que pasaba en cada una de sus ediciones. Era como un monopolio de millones. El año pasado registró ingresos de US$ 84 millones por la venta de entradas a un total de 198,000 fanáticos, según el reporte de Billboard Boxscore.

El Desert Trip está hecho para no ser olvidado. El Empire Polo Club, en California, es el espacio elegido. Allí llegarán unos 70 mil asistentes diarios. Son, con las dos fechas, seis días de rock. En total, los organizadores recaudarían cerca de US$ 160 millones solo en entradas.

Es un récordEl evento haría, además, que los artistas en escena puedan echarse al bolsillo hasta US$ 7 millones por show. En mayo, en medio de los rumores y la venta de entradas, el mítico Robert Plant (ex Led Zeppelin) rechazó una oferta de US$ 14 millones para sumarse al evento. "No estoy interesado", dijo.