STEPHANÍA PALOMINO MELGARspalomino@diariogestion.com.pe

Desde diseños sutiles para el día, hasta decirle adiós a los pantalones con pinza, son algunas de las recomendaciones de las especialistas de Van Heusen y Dockers para enfrentar el día a día laboral en las diversas facetas de los ejecutivos.

Algunas precisionesSegún Elizabeth Bernales, retail manager de , el look del ejecutivo dependerá de si este mantiene un contacto directo con los clientes, el cargo que ocupa y la imagen que quiere proyectar.

Por su parte, Lidia Zúñiga, representante de la firma , afirma que con el incremento de ejecutivos jóvenes, las marcas apuestan por opciones más audaces. En esa línea, Bernales recomienda que para una reunión de día, el traje del ejecutivo se caracterice por ser de colores enteros, evitando los brillos y diseños llamativos en sus corbatas.

Entre los colores más ideales para sus trajes están los tierras, grises o estampados de líneas muy sutiles. Las corbatas deben tener diseños sobrios (no fantasías). Mientras que las camisas de cuadros se dejarían para estilos más casuales. "Cuando es de día, recomiendo siempre sobriedad. Cosas que funcionen tanto de día como after office", sostiene Bernales.

Si el evento es más de noche se juega con brillos y se cambian los accesorios. Según Zúñiga, un ejecutivo que busca opciones para el viernes casual, puede optar por los caquis y acompañarlos con una camisa fit y un blazer oscuro que le haga contraste. Precisa que cada vez más los ejecutivos optan por agregarle colores a sus pantalones.

Para los más osados se pueden usar tirantes (ya no se usaría la correa). La corbata michi es un accesorio que ingresa con fuerza.

EL DATOOtros. Siempre el último botón del saco debe estar suelto, aunque sean dos botones. Van Heusen apuesta por los trajes de lana, incluso en época de verano. El ticket promedio en la firma alcanza los US$ 45.