Módulos Temas Día

Un circuito de festival sin etiquetas, las propuestas que saltarán a las tablas

El verano arrecia y el teatro se convierte en centro de atención. Decenas de piezas experimentales se sumarán a la cartelera anual e invadirán la capital.

artes escénicas

artes escénicas

artes escénicas

A diferencia de otras ciudades latinoamericanas, para Lima el ‘boom teatral’ sigue siendo más una promesa que un anhelo cumplido. No obstante, al margen de ese escenario, y aunque con relativa modestia, el circuito de festivales ya gana terreno en las tablas capitalinas.
Así, distintas organizaciones culturales han decidido poner al teatro en el centro de la celebración de mano de propuestas experimentales sean nacionales o extranjeras.

¿El único requisito? Huir de toda convencionalidad: exponer una nueva dimensión del teatro y hacerlo sin el sonrojo de plantearle más de un debate al espectador.

Mirada disruptiva
La Alianza Francesa ya suma varias ediciones con una propuesta más bien disruptiva: el III Festival Internacional Temporada Alta, que va hasta el 25 del presente, prescinde de una fórmula comercial para acoger piezas arriesgadas, tanto por su exploración hacia lo multidisciplinario como por su capacidad para exponer una crítica social y/o política.

“Cada obra debe explorar una dimensión nueva del lenguaje teatral, tendremos teatro con circo contemporáneo, danza, unipersonales hasta teatro documental; la segunda condición es que cada una debe retratar una problemática actual”, nos explica Yohann Turbet, director general de la Alianza Francesa. Bajo esa premisa destacan desde obras que plantean una mirada hacia los estereotipos sociales hasta las que ahondan en los dramas existenciales, inclusive el rechazo a la diversidad sexual trastocará los escenarios.

PUCP

PUCP

PUCP

Punto de encuentro
Similar estela seguirá FAE Lima, que pondrá en escena doce obras locales más ocho internacionales tanto de la región como de Asia y Europa.

Con Reino Unido como país invitado “el festival no solo busca ser una fiesta de teatro en nuestra ciudad, también pretende que el espectador peruano pueda acercarse a expresiones de otras latitudes”, dice Marco Mühletale, vocero y director adjunto de CCPUCP.

Ello con la consigna de que el evento, que se prolongará del 28 de febrero al 11 de marzo, pueda abrirse cada vez más a los distintos lenguajes de las artes escénicas, sin circunscribirse únicamente a un montaje tradicional con abordajes livianos.

La reflexión hacia los lazos parentales, la exploración del inconsciente humano hasta la sátira política compondrán el eje del festival que aspira también a convertirse en un espacio de encuentro. Y es que, según Mühletale, a través de la visita de programadores extranjeros, FAE Lima busca ser además una plataforma para la internacionalización de obras locales.

Investigación escénica
De su lado, Festival Sótano 2 retorna al Centro Cultural de la UP en junio, con la pretensión de mostrar piezas de creación contemporánea. Óscar Naters, Premio Nacional de Cultura 2017 en la categoría Creatividad, comandará así una pieza en que música, teatro y danza se mezclará en un solo espacio.

La investigación escénica también tendrá lugar a través de obras como “Negra”, en que los directores exploran lo que significa ser mujer afroperuana hoy en día.

Los niños componen también un público que no pasarán desapercibido. El Centro Cultural ICPNA alista un festival exclusivo para los más pequeños, al que se sumará hacia octubre el Festival Peruano Norteamericano en que se presentarán un total de cuatro proyectos previa convocatoria.

Leer comentarios ( )

Ir a portada