A punto de cumplir su primer aniversario como gerente general regional de Química Suiza Industrial (QSI), Carl Rooth ha conseguido implementar un espacio de distensión para sus colaboradores. Es un convencido de que sacar a los talentos de sus cubículos facilita la generación de nuevas ideas, y dice estar siempre en búsqueda de nuevas respuestas.

¿Cómo resumiría su trayectoria hasta el momento?Si ha habido una constante en mi carrera ha sido el cambio. Pero este en particular ha sido de envergadura: ahora superviso siete países de la región, no solo el mercado peruano.

¿Es imprescindible que un ejecutivo abrace el cambio?Esa es una cualidad importante: estar abierto al cambio. Incluso dentro de una misma empresa, uno puede cambiar de posición o el mercado puede exigirle a uno que cambie la manera en que hace las cosas.

¿Cuál cree que es el recurso más valioso de una empresa?Aunque suene a cliché, estoy convencido de que el mayor recurso de una empresa es el capital humano; yo suelo trabajar con equipos multidisciplinarios, donde junto al personal de ventas con el de marketing, operaciones, logística en busca de soluciones.

¿Cree que un ambiente para la distensión es clave?Aprovechamos un ambiente para hacer una sala donde los equipos puedan trabajar, conversar, relajarse. Aquí no es raro ver a la gente con su laptop conversando, jugando fulbito, o tomándose una gaseosa. Creo que de ese interactuar distendido salen muy buenas ideas.

Quizá muchas empresas deban cambiar el chip…Es que la gente que quiere perder el tiempo lo hará aunque esté sentada en la oficina. Invitarla fuera de su cubículo no invita al relajo, sino a una interacción distinta, y yo creo que cuando estás en un ambiente distinto salen buenas ideas.

¿Qué es lo que más valora de sus equipos?No busco un equipo que le diga sí a mis ideas, sino que las rete con argumentos. No es raro que empecemos una reunión con una idea esbozada, y la terminemos con una idea totalmente distinta, fruto de la discusión, del debate. Creo que así hemos tomado las mejores decisiones.

¿Se considera workaholic?Cuando estoy en la oficina sí soy workaholic, diría que doy el 110%; pero aun estando fuera estoy siempre al alcance (risas).

¿En qué actividades invierte sus horas libres?Me gusta cocinar, escuchar música, hacer bonsáis, sobre todo armar barcos a escala, y la verdad es que es una terapia porque cuando los hago me concentro tanto que no pienso en otra cosa, es casi como meditar: la mente se desconecta.

EL DATOQSI. Operó dentro de Química Suiza como unidad de negocio hasta que en el 2012 se decide crear QSI como empresa y marca propia.

HOJA DE VIDANombre: Carl Rooth.Cargo actual: Gerente general regional de QSI.Profesión: Administración de Empresas en U. Pacífico.Estado civil: Casado.Hijos: Cuatro.