Fotos | Wences Casares, un emprendedor argentino y uno de los pioneros en adoptar y explotar las criptomoneda.

Buscó entre los muchos búnkeres abandonados en los Alpes suizos tras la Segunda Guerra Mundial para instalar los servidores que custodian las fortunas de los más ricos tenedores de bitcoin.

Las llaves de bitcoin son líneas encriptadas que permiten el acceso a un cierto balance dentro de la red descentralizada de la criptomoneda.

Estos códigos son como oro puro, ya que dan acceso anónimo a dinero y el legítimo propietario difícilmente podría reclamar.