Módulos Temas Día

Bruno Mars, el compositor oculto de la industria de la música pop

Antes de hacerse famoso, se hizo conocido por componer canciones para artistas como Ceelo Green y Alicia Keys. Sus dos primeros discos le generaron US$ 14.6 millones. En el 2017, sus ingresos sumaron US$ 39 millones.

Bruno Mars

Bruno Mars

Bruno Mars

Demostraba tener un gran talento para la música. Incluso, fue calificado como un “niño prodigio” en Honolulu (Hawái), lugar donde nació.

Fue esa afición que llevó a un joven Bruno Mars a que se presentara en un show en su ciudad natal llamado Polinesia Mágica, donde cantó una serie de temas que inspiraron “24K Magic”, álbum que el domingo pasado se llevó el máximo galardón de la 60 edición de los Grammy.

“Era increíble a los 15 años”, recordó el cantante durante su discurso de agradecimiento en el Madison Square Garden de New York.
Durante la gala, el artista se hizo con tres de las categorías más importantes de la premiación: Álbum del año, Canción del año y Grabación del año.

Catapulta a la fama
Ha sido un gran viaje el que Mars ha recorrido, ya que antes de que sea mundialmente conocido era un compositor luchador para quien la fama era más que un sueño lejano y ajeno.

Incluso, esto le sirvió de inspiración para “Billionaire”, el éxito que escribió junto a Travis McCoy.

A inicios del 2000, su nombre comenzó a hacerse conocido tras componer canciones para diversos artistas conocidos, incluyendo el tema “Wavin’ Flag” de K’Naan’s.

Luego de estar algunos años trabajando en la liga de compositores premium, el cantante saltó a la luz pública con el éxito del 2010 “Nothin ‘on You”.

Luego vinieron otras canciones que elevaron su popularidad como “Just the Way You Are” (2010), “Locked Out of Heaven” (2012), “Uptown Funk” (2015) y “That’s What I Like” (2017).

Primeros ingresos
La venta de sus dos primeros álbumes (“Doo Wops & Hooligans” en el 2010 y “Unorthodox Jukebox” del 2012) le generaron alrededor de US$ 14.6 millones. Cada uno de ellos vendió cerca de seis millones de copias, según Forbes.

Incluso, y de acuerdo a expertos de la industria, los cantantes que escriben sus propias letras –como es el caso de Bruno Mars– retienen alrededor del 11.1% de cada venta que realizan.

Ahora, con 32 años y una gran trayectoria musical, sus ganancias sumaron US$ 39 millones en el 2017, señala la publicación.

Algunos expertos lo comparan con el Michael Jackson de la década, aunque él a quien admira es a Elvis Presley.

El “dream team”
Una de las facetas del artista que no es tan conocida es su trabajo como compositor en una alianza llamada The Smeezingtons, una de las más solicitadas en la industria del pop.

Esta está compuesta por Mars, Philip Lawrence y Ari Levine. Los tres han compuesto varios éxitos de la música.Entre el selecto portafolio de temas se encuentran “F--k You” de Ceelo Green, “Lift Off” de Jay Z y Kanye West con Beyoncé, “Bang Bang (She Shot Me)” de K’naan con Adam Levine, “Can We Dance” de The Vamps, “Never Close Our Eyes” de Adam Lambert, “Tears Always Win” de Alicia Keys, entre otros.

Aumento en ganancias
Al parecer, este año podría ser mejor en ingresos para Bruno Mars y podría cerrar con una cifra mayor a la registrada en el 2017.

Y es que recientemente la Asociación Americana de Derechos de Autor decidió subir los precios de reproducción de música en streaming a los grandes operadores Spotify y Apple.

Esto beneficiaría al cantante, ya que a parte de aumentar el ingreso de las regalías por sus canciones, también recibiría un porcentaje mayor por los temas que compuso para otros artistas.

Se supo, además, que se subirá el impuesto que los distribuidores online tienen que pagar a los compositores y músicos del 10.5% de los ingresos que estas obtienen al 15.1%

Como se sabe, desde hace algunos años los servicios de streaming pagan una tarifa, conocida como licencia mecánica, cada vez que un usuario de sus plataformas escucha una canción (que normalmente paga).

Leer comentarios ( )

Ir a portada