| Brasil tratará una vez más de deshacerse de parte del Parque Olímpico de Rio de Janeiro, luego de que el gobierno municipal no logró encontrar un comprador el año pasado, según dos personas directamente involucradas en las negociaciones.

Las arenas deportivas multidisciplinarias 1, 2 y 3, el velódromo, el centro de tenis y el aparcamiento estarán incluidos en el Programa de Alianzas de Inversión del gobierno, o PPI, dijeron las dos personas, incluido un miembro del gabinete. El gobierno espera concretar la venta a fines del próximo año, dijo una de las personas.

En lo que va del año, el mantenimiento del Parque Olímpico le ha costo al gobierno 45 millones de reales (US$14,2 millones). El intento de Rio de Janeiro de arrendar la zona durante 25 años en 2016 terminó en fracaso, después de que solo una empresa mostró interés. La cobertura de los medios de comunicación locales un año después de los Juegos Olímpicos reveló que partes del parque están ahora en un estado de deterioro. Un incendio reciente destruyó parte del techo del velódromo.

En un esfuerzo por encontrar un operador para el parque, el Ministerio de Deportes trabajará con el banco estatal de desarrollo, BNDES, para determinar cómo se ejecutará la concesión.