Bob Dylan rumbo a Estocolmo, pero para un concierto, ¿y su discurso como Nobel?

La Academia le dio plazo hasta el 10 de junio para que se presente. Si no lo hace no recibirá un millón de dólares.

Sara Danius es una confesa fan de Bob Dylan, pero hoy está muy molesta con su ídolo. Está más que enfadada, pues el hombre de los discos, los poemas y los libros está en silencio. Ese silencio le incomoda aún más, pues ella es la secretaria permanente de la Academia Sueca, la misma que el año pasado remeció el mundo al otorgarle el Premio Nobel de Literatura.

“No hemos tenido ninguna conversación telefónica con Bob Dylan en los últimos meses”, escribió esta semana en su blog.

Rechazo costoso
La Academia está desconcertada y en una lucha diaria contra el reloj de la incertidumbre.

Si Dylan no da su discurso de orden, antes del 10 de junio ante los miembros de la Academia, no solo habrá cometido un desplante mundial, si no que no recibirá más de un millón de dólares, premio al que accedió tras ganar el Nobel de Literatura.

Danius afirmó que el músico y escritor es consciente de que debe hacer “una lección Nobel”, como se le ­llama al discurso. “Lo que él decida, es su problema”, agregó.

Incluso no tiene que ser un discurso, puede ser un video y hasta una canción.

Cálculo erróneo
Si no sigue la tradición, el galardonado con un Nobel puede perder la generosa prima, incluso si su nombre queda eternamente grabado en el mármol de los premios. “En lo que respecta a la Academia Sueca, es absolutamente seguro que el laureado con el Premio Nobel de Literatura es Bob Dylan y nadie más”, recordó Danius.

Dylan rechazó la tradicional invitación a la ceremonia del 10 de diciembre pasado, alegando “otros compromisos”. Un académico, Per Wastberg, lo calificó de persona “maleducada y arrogante”, mientras que Sara Danius seguía defendiéndolo.

El cantante envió finalmente un discurso de agradecimiento en el que se declaraba sorprendido de ver su nombre al lado de autores como Rudyard Kipling, Albert Camus o Ernest ­Hemingway.

“Si alguna vez me hubieran dicho que tenía la mínima oportunidad de ganar el Premio Nobel hubiera pensado que mis posibilidades eran tan grandes como ir a la luna”, escribió en este texto leído por la embajadora de Estados Unidos en Suecia, al término del lujoso banquete de Estocolmo.

Rumbo a Estocolmo
Pese a las dudas que el propio Bob Dylan ha instalado desde el momento en que se anunciara su premiación, en la Academia hay confianza de que el artista cambie de parecer.

Incluso, hay una oportunidad de que algo cambie. Y es que Dylan dará conciertos en Suecia el próximo mes de abril, decidirá finalmente ofrecer su discurso de recepción del Premio Nobel de Literatura, si quiere obtener el dinero con el que está dotado.

El cantautor ofrecerá dos conciertos en Estocolmo los días 1 y 2 de abril, y en Lund (al sur de Suecia) el 9.

La ocasión soñada por los académicos para recibirlo y hacerle entrega, además de una medalla y de un diploma, del cheque, que acompaña a cada premio.

ÚLTIMA HORA ver todas

BLOGS ver todos

MillennialsPamela Romero Wilson

Ximena Delgado: "Lo más emocionante es ver c...

Termómetro para el desarrolloBanco Mundial

Movilidad en América Latina: mejor que sus p...

Humor S.A.Jaime Herrera

¿Perú, de qué raza eres?

Herejías EconómicasGermán Alarco

Estrategia minera equivocada

El Vino de la Semana

El Lado B: Massala restaurante

PREGUNTA
DEL DÍA

WALL STREET VER TODOS

Será noticia

JOSÉ ANTONIO MONTENEGRO