Módulos Temas Día

Cuando bebes un vino, bebes un lugar, una cultura

Para Nicolás Alemán, organizador de Premium Tasting, los productores peruanos están trabajando en la dirección correcta, es decir se está avanzando en priorizar la calidad sobre la cantidad.

Cuando bebes un vino, bebes un lugar, una cultura

Existe una falsa sensación de que un buen vino debe ser indispensablemente caro, y aunque en algunos casos es cierto, la verdad es que a criterio de Nicolás Alemán Facello "hay grandes vinos en la franja que va entre US$ 11 y US$ 20", reconoce que puede haber más en la franja de vinos blancos que en la de los tintos (porque en esta rama hay mucha competencia), pero asegura que en los vinos de batalla también se pueden encontrar buenos vinos.

Alemán Facello es uno de los organizadores de Premium Tasting, un importante evento de la industria vitivinícola que busca a través de una cata de vinos a ciegas desarrollar un recorrido visual y de gustativo por las regiones vitivinícolas argentinas y chilenas educando en el consumo de vino a todos los asistentes que podrán probar 30 de los mejores vinos de ambos países.

PerúSi bien el Perú es uno de los países que menos vino consume en la región, apenas dos litros per cápita (en Argentina el consumo llegó a 60 litros per cápita), Alemán considera que esa cifra irá subiendo pues la gastronomía pide vino y hay mucha imagen asociada a esta bebida. Sostiene que en Perú el turismo gastronómico se ha ido incrementando y el vino y la comida van de la mano.

"En el Perú hay potencial, ha ido creciendo el consumo de vino en los últimos cinco años, casi se ha triplicado, los chefs piden el ingreso de buenos vinos y se debe educar a la gente para que pueda elegir buenos vinos", agregó.

A Alemán le gusta recordar que el vino es básicamente un exprimido de uva, y si bien puede haber sofisticaciones, se trata de una bebida milenaria muy simple, "me gusta o no me gusta". Reconoce que a veces el maridaje aleja a la gente, "es verdad que hay sugerencias, pero aquí tratamos de desestructurar todo eso y decirte que el vino lo puedes beber con la comida que quieras. No hay que ser un experto para tomar un vino, hay que entregarse al placer y disfrutarlo".

TendenciaAlemán explica que hace algunos años la tendencia era fijarse mucho en las cepas: Malbec, Chardonnay, Sauvignon blanc y otras variedades, pero ahora se ha girado a los genéricos, a los blend que son dos o más variedades que componen un vino y lo que importa más son las zonas donde se produce el vino.

"La tendencia va a las zonas no a la variedad, porque los vinos representan a la zona donde se elaboran, "el terroir" que implica gente, clima y suelo y toda esa conjunción hace que cuando bebes un vino estés bebiendo un lugar, una cultura. El vino es diferente en Salta que en Mendoza o el valle de Itaca en Chile o Napa en California, aunque sea hecho con la misma variedad de uva. La variedad queda en segundo plano y van por sobre ella la zona, el productor que la elabora y la gente que interviene en la elaboración. Por ahí va la tendencia actual".

Vino peruanoA criterio de Alemán el Perú está tomando un camino muy interesante con respecto a la producción de vino. "Se están tomando decisiones muy relevantes, por ejemplo, el caso de Intipalka, que está trayendo especialistas de Argentina, Chile, Italia, etc, o lo que está haciendo Pepe Moquillaza. Tabernero también es un caso interesante. Ojalá en algunos años podamos tener vinos peruanos en nuestro evento".

Para Alemán los productores peruanos están trabajando en la dirección correcta, es decir se está avanzando en priorizar la calidad sobre la cantidad.

"Por ejemplo arrancaron una gran cantidad de vid para vinos dulces, para plantar vid para vinos de calidad. Tienen zona, clima y gente para hacer vinos de calidad, ya hacen el mejor pisco del mundo, y tienen todo para que puedan hacer grandes vinos", insistió.

EventoPremium Tasting se establecerá por primera vez en Lima, la capital gastronómica de Latinoamérica este 11 de noviembre en el Hotel Westin.

Leer comentarios ( )