La popular muñeca Barbie se cansó y aburrió del maltrato a las orcas y renunció a trabajar al renombrado SeaWorld, por lo que ya no se fabricarán muñecas que hagan mención a dicho parque acuático.

Según el New York Post, la empresa Mattel, fabricante de la popular muñeca rubia, confirmó que su acuerdo de licencia con SeaWorld no se prolongará, luego de una serie de cuestionamientos al parque temático relacionado con los animales marinos debido al trato que se le brinda a las orcas.

De esta manera, Mattel dejará de vestir a sus muñecas con prensas que mencionen al SeaWorld, tal como era la Barbie Antartica Penguin Fun Playset y la Barbie Baby Animal Rescuer Playset.

TAGS RELACIONADOS