Módulos Temas Día

Autos de lujo y malversación en China llegan a tribunal de Londres

En el caso está en juego la propiedad de dos automóviles clásicos que podrían valer hasta US$ 87 millones: un McLaren F1 de 1998 y un Ferrari 250 GTO Berlinetta de 1963.

1963 Ferrari 250 GTO. Foto: Simon Clay/RM Auctions

(Bloomberg).- Algunos de los automóviles más raros del mundo están en el corazón de un pleito en Londres en el cual está implicado un socio de uno de los hombres más ricos de China.

Zhao Hua Chen, quien trabaja con el multimillonario chino del aluminio Zhongtian Liu, ha acusado a Eric Po Chi Shen de comprar bienes raíces, diamantes rojos raros y supercoches con dinero que malversó mientras se desempeñaba como su asesor financiero, según expedientes judiciales presentados al Tribunal Superior de Londres.

En el caso está en juego la propiedad de dos automóviles clásicos que podrían valer hasta US$ 87 millones. Chen dice que su ex gestor de negocios falsificó sus informes financieros y mintió sobre cuánto gastó en acuerdos de propiedades, antes de usar el botín para comprar un McLaren F1 de 1998 y un Ferrari 250 GTO Berlinetta de 1963. El demandante pide a un juez de la capital británica que ordene la venta de los autos o se los entregue a él.

La demanda, interpuesta en septiembre y que será estudiada en el Reino Unido porque los automóviles están guardados en las afueras de Londres, se está llevando a cabo al mismo tiempo que una demanda en Texas sobre el dinero y los diamantes. Chen aduce que Shen compró diamantes rojos con más fondos malversados, alegando que tiene los diamantes en su posesión en Hong Kong.

"Los coches a los que se refiere la demanda tienen un valor económico extraordinario, pero también tienen un interés extraordinario en sí mismos", dijo Robert Dougans, abogado de Chen en la firma Bryan Cave, durante una entrevista. Sólo hay cuatro o cinco modelos Ferrari similares en todo el mundo, dijo Charles Pok, su colega en la firma.

El Ferrari 250 GTO Berlinetta probablemente vale alrededor de US$ 25 millones, de acuerdo con John Collins, vendedor de modelos clásicos de Ferrari en Talacrest.

El modelo es un Serie 2, dijo en una entrevista telefónica, y el Serie 1 se cotizaría en al menos US$ 40 millones. Ambas partes en la demanda dicen que vale mucho más que eso, y según Shen podría valer hasta US$ 72 millones.

Solo se fabricaron 39 de los 250 GTO de la marca italiana, uno de los cuales se vendió en el 2013 por un récord de US$ 52 millones.

El McLaren, con un valor estimado de hasta US$ 15 millones, también ha tenido su parte de acción. Los expedientes del tribunal detallan cómo Shen lo llevó a Italia en mayo del 2014 para participar en el McLaren Owners' Tour de Italia, antes de estrellarlo contra un árbol la primera mañana de la gira de dueños de tales automóviles.

Rowan Atkinson, que interpreta al famoso personaje Mr. Bean, fue una de las primeras personas en acudir en ayuda de Shen, según informes de prensa en ese momento.

Chen ha optado por hacer una reclamación sobre los autos en vez de pedir dinero debido a la importancia de los vehículos en sí, dijo Dougans. El valor monetario de los Ferrari se ha disparado en los últimos años. El Índice Hagerty Ferrari de 13 modelos ha aumentado a más del doble desde el 2013, y un GTO 250 de 1962 se vendió por US$ 38.1 millones en una subasta del 2014, el máximo sin precedente.

Si el caso va a juicio, los abogados de Chen tratarán de probar que los autos fueron comprados con dinero robado a su cliente y las dos partes también debatirán si un certificado de deuda firmado por Shen fue completado bajo coacción.

Shen niega haber cometido fraude y alega que sólo firmó el certificado de deuda después de que fue amenazado repetidamente por Zhongtian Liu, uno de los hombres más ricos de China y dueño de la firma de aluminio Zhongwang Holdings.

Liu tiene una fortuna estimada en US$ 2,540 millones, de acuerdo con el Índice Bloomberg Billionaires, referente de personas con un patrimonio de al menos US$ 1,000 millones.

Leer comentarios ( )

Ir a portada