Módulos Temas Día

Arreglo personal: cinco prendas de vestir que se deben evitar en la oficina

Los especialistas recomiendan dejar de lado en el trabajo los shorts, jeans desgarrados, gorras, polos con estampados y otros elementos. Sin embargo, todo puede variar según el rubro del trabajo.

Arreglo personal: cinco prendas de vestir que se deben evitar en la oficina

Los códigos de vestimenta en el trabajo han evolucionado con el tiempo. La rigurosidad y la restricción le han cedido el paso a la variedad y a la comodidad, aunque mucho depende del rubro laboral.

Y si bien en el mundo de la moda la palabra "nunca" no existe, hay ciertos criterios que deberían restringirse en los outfits masculinos en la mayoría de las empresas. Especialistas de la moda comentan qué prendas se deben evitar en el trabajo y por cuáles reemplazar con la finalidad de lucir profesional e inspirar confianza.

1 Evitar las prendas pequeñasLos pantalones cortos deberían obviarse en la oficina, incluso durante el verano, comentan los expertos. En su lugar, lo ideal es usar pantalones largos o hasta el tobillo. Y cuando la temperatura sube, se puede optar por telas más frescas, como el lino o el algodón.

Paula Balansky, asesora de imagen de Van Heusen, también aconseja dejar de lado los pantalones desgarrados, deshilachados, con estampados o accesorios llamativos, que van mejor en eventos informales, como reuniones con los amigos.

"En lugar de esta prenda se pueden lucir en el trabajo unos jeans oscuros, sin adornos, de color caqui o cualquier otro neutro", sostiene.Además, se debe evitar que los pantalones luzcan arrugados o tengan tallas incorrectas, ya que dan una impresión errónea sobre la persona que los lleva.

2 Cualquier tipo de polo es descartadoEn un ambiente formal de trabajo, sea cual sea el rubro, los polos no suelen quedar bien como atuendo, a excepción de aquellos sobrios y de muy buena calidad, explica Balansky.

Por su parte, Harold Michelsen, gerente de Marketing y Relaciones Públicas de H&M Chile – Perú, comenta que una buena camisa siempre será la prenda que mejor se luzca en la oficina.

"Es recomendable tener varias con el corte y cuello correctos para optar por varias combinaciones y adecuarlas a varias ocasiones", indica.

3 Los zapatos abiertos no van bienNo es aconsejable que los hombres luzcan en la oficina zapatos abiertos o sandalias que muestren los pies, ni siquiera cuando la temperatura aumenta. Para enfrentar el calor, existen otras alternativas, explican los especialistas en moda.

Por ejemplo, mocasines, alpargatas o, incluso, zapatillas urbanas en un 'casual friday', en caso el código de vestimenta así lo permita.Sin embargo, se debe hacer una diferenciación con las prendas deportivas, que sí deberían quedar completamente fuera del trabajo en el día a día. Y ello incluye maletines, relojes deportivos y demás elementos lejanos a una oficina.

"No importa si es un accesorio o una prenda, si su función es para actividades de ejercicio, se recomienda dejarlas para tal ocasión", señala Michelsen.

4 Las sudaderas deben quedarse en casaLos sweatshirts o sudaderas no combinan bien con un outfit formal para el trabajo. Especialmente aquellas que tienen capucha.

En cambio, sí van acorde los sacos sport, las casacas, las chompas cerradas o los cardigans, explica la asesora de imagen de Van Heusen.

"Luce muy bien verse actual, bien arreglado, con ropa bien cuidada y de buena confección", añade.

5 Dejar de lado accesorios llamativosLas pañoletas en la cabeza, los sombreros o las gorras se deben evitar en la oficina, aconseja la gerente de Marketing de H&M Chile – Perú.

En cambio, rescata algunos accesorios importantes que van bien con los atuendos laborales, como los relojes: "Por ejemplo, puede usarse uno de piel y sin logos ni colores llamativos".

Además de las corbatas, Michelsen destaca que en el trabajo se luce en los hombres los pañuelos de seda, que pueden usarse en la solapa del traje o alrededor del cuello.

Y si se requiere de algún accesorio para llevar cosas, como una laptop, una agenda y otros, las especialistas aconsejan dejar de lado las mochilas deportivas, sobre todo las coloridas.

En su reemplazo se puede usar un maletín de mano o una mochila porta- laptop de un color, sin logos ni estampados, que combina con el atuendo formal.

Leer comentarios ( )