Módulos Temas Día

perfil

Antoine Griezmann, la esperanza francesa para integrar el club de Beckenbauer y Zagallo

Su velocidad, táctica y precisión le han valido a Antoine Griezmann un lugar entre los mejores delanteros del mundo. ¿Podrá llevar a Francia hacia el bicampeonato en Rusia 2018?

Antoine Griezmann

Antoine Griezmann buscará la bota de oro en Rusia 2018. (Foto: AFP)

Antoine Griezmann buscará la bota de oro en Rusia 2018. (Foto: AFP)

AFP

Solo dos personas han conseguido ganar la Copa del Mundo como jugador y técnico: Franz Beckenbauer y Mario Zagallo. En Rusia 2018, la cuenta podría aumentar.

La hazaña y el récord quedan en manos de Didier Deschamps, capitán de la selección francesa en 1998, que guio al triunfo tras vencer por 3 a 0 a una Brasil plagada de estrellas como Rivaldo, Roberto Carlos o Cafú.

Hoy, Deschamp lidera una de las generaciones más sublimes de futbolistas galos, pero esta vez desde el banquillo. Y la cereza del postre francés es también su mejor carta para conseguir el bicampeonato: Antoine Griezmann.

Un desafío a la altura

De ascendencia alemana y portuguesa, en 1991 nació Antoine Griezmann, en la pequeña ciudad de Mâcon, al norte de Lyon y a unos 80 km de la frontera con Suiza.

Antes de hacer historia con el Atlético de Madrid, Griezmann era un muchacho que luchaba por conseguir un espacio en un equipo de fútbol, cualquiera.

Tocó las puertas del Lyon y del UF Mâcon y su estatura era el mayor obstáculo. Con 14 años, consiguió una prueba en el Montpellier, pero fue un club español quien le puso los ojos durante el examen.

Como nadie es profeta en su tierra, el Real Sociedad decidió ficharlo, y en España, aún adolescente conoció a Érika Choperena, su futura esposa. Cuenta Griezmann que tardó un año en enamorarla.

Un espacio en Les Bleus

En una selección con delanteros de la talla de Giroud, Dembelé o Mbappé, resaltar como el mayor referente de ataque es todo un logro.

Al inicio Griezmann pasó desapercibido ya que jugaba en España, y los franceses no lo tomaban en cuenta. De hecho, pasaron cinco años para que recién lo convocaran al equipo juvenil de Francia, y otros cuatro más para integrar la selección de mayores.

En 2014, el mismo año que Deschamps lo llamó para un amistoso, fichó por Atlético de Madrid por la suma de US$ 35 millones. Desde entonces, ganó la Europa League y llevó al 'Atleti' a otra final de la Champions.

En cuatro temporadas con el club colchonero ha anotado 79 goles en 143 partidos, ha quedado en el tercer lugar del Ballon d'Or, solo por debajo de Cristiano Ronaldo y Lionel Messi, y ha elevado su valor de mercado hasta US$ 117 millones.

Con la selección de Francia debutó en los amistosos previo al Mundial Brasil 2014 y ha marcado un total de 19 goles en 52 encuentros.

La sombra de haber perdido la final de la Euro 2016 en el mismísimo Stade de France, en Saint-Denis, ante Portugal aún persigue a los franceses. En el Mundial se encuentran en un grupo relativamente complicado, con Dinamarca y Perú como principales contrincantes, y una Australia que podría sorprender.

¿Podrá la magia de Griezmann ser suficiente para lograr el bicampeonato o Deschamps se quedará con las ganas de romper un nuevo récord? Lo veremos en la cancha.

Leer comentarios ( )

Ir a portada