Módulos Temas Día

Amistosos con la Bicolor: ¿una apuesta segura o poco rentable?

La selección enfrenta esta noche a Costa Rica en Arequipa. El 90% de ingresos llegará por taquilla. Sin embargo, los gastos de logística dejarían poco margen de ganancia.

Rusia 2018

Foto 1 | El sábado 16 de junio se juega el Perú vs Dinamarca a las 11am. (Foto: USI)

(Foto: USI)

Hoy la selección de fútbol afronta una nueva prueba en el proceso de preparación para la Copa América y las eliminatorias. Esta vez, le toca enfrentarse en duelo amistoso frente al equipo de Costa Rica, en Arequipa.

Cuando se anunció el encuentro, solo pasaron 11 horas para que el 40% de las entradas se agotara, de acuerdo a Manuel Rangel, gerente de Marketing de la Federación Peruana de Fútbol (FPF).

Desde el punto de vista deportivo, será un partido parejo a disputarse con un rival de buen nivel, pero ¿qué tan rentable es un encuentro como este para la federación?

El rival en la mira

De acuerdo a Rangel, el proceso para elegir un rival de peso para la selección es minucioso y se rige bajo diversos ciertos criterios.
En la actualidad, la FPF busca que la Blanquirroja juegue amistosos con rivales que estén en el top 20 del ranking de la FIFA. Escoger es el primer obstáculo.

“Si se desea jugar con europeos, en esta época del año ya no es posible porque tienen todas las fechas comprometidas. En el caso de los equipos de Asia, el problema es que los traslados son complejos por un tema de logística y de recuperación del equipo”, explica.

Asimismo, al ser una fecha doble, la mayoría de selecciones busca contrincantes que estén en la misma zona geográfica. Esa fue la razón por la que se ha optado por Ecuador y Costa Rica esta vez, según el directivo.

Inversión del anfitrión

Para la FPF, realizar un amistoso significa una inversión importante. “Se maneja como un espectáculo, pero si lo comparamos con otra empresa que hace eventos de entretenimiento, ellos tienen mayor flexibilidad para poder generar mejores ingresos”, señala Rangel.

Eso se debe a que, al ser una federación, su objetivo es actuar sin fines de lucro, de acuerdo al ejecutivo.Si se juega fuera o de local, la inversión comienza por tener que trasladar a todos los jugadores y plantel en primera clase desde donde estén.

A eso se agregan los gastos por presentación y premios a los deportistas y comando técnico.

“Los amistosos, en algunos casos, terminan siendo no muy rentables”, acota Rangel. En el caso del amistoso con Costa Rica, por ejemplo, no solo hay que cubrir el hotel, comida, seguridad y traslado en Lima y hacia Arequipa de la selección peruana, sino también del equipo visitante.

También hay que añadir un ‘fee’ que se le paga al rival por jugar.Por último, así se juegue de local, la FPF tiene que pagar el alquiler del estadio.

Más allá de la taquilla

Con respecto a los ingresos en los partidos oficiales o amistosos, el 90% de ellos corresponde a la taquilla. El 60% de las entradas para el estos partidos, no obstante, han sido boletos populares.

En este monto, sin embargo, no se tienen en cuenta los derechos de televisión. “Ese es otro paquete que se cierra en la licitación de derechos de medios”, manifiesta Rangel.

Para aumentar la rentabilidad de un evento, la FPF se vale de productos especiales. Uno de ellos es, por ejemplo, el pass para hinchas. A través de este, el aficionado accede a un ticket y a ver un entrenamiento. Su costo es de S/ 1,599.

La selección y su impacto económico en Arequipa

Para Carlos Cornejo, presidente del Comité de Comercio y Turismo de la Cámara de Comercio de Arequipa, la presencia de la selección peruana en la Ciudad Blanca tiene un impacto moderado en la economía. El ejecutivo asegura que este se puede apreciar en dos rubros. Si se trata del sector turismo, afirma que muy pocas personas viajan hasta la tierra del Misti para ver a la Blanquirroja. Calcula que llegarán como máximo 1,000 personas para ver el encuentro. Estos turistas ocasionales provienen de las ciudades de Tacna, Moquegua y Puno. “Hay un impacto, sí, en el tema de restaurantes”, señala el directivo. “Cuando hay un partido de la selección peruana, el consumo en bares y restaurantes se eleva en un 20%”, indica para Gestión.

Leer comentarios ( )