Módulos Temas Día

Aguardiente chileno incumple requisitos para participar en el Concurso Mundial de Bruselas

La polémica continúa, y es que esta semana se conoció la carta remitida por el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Pisco. Martín Santa María, de la Academia Peruana del Pisco, comenta las razones.

Aguardiente chileno incumple requisitos para participar en el Concurso Mundial de Bruselas

Aguardiente chileno incumple requisitos para participar en el Concurso Mundial de Bruselas

La próxima semana se inicia en Chile el polémico Concurso Mundial de Bruselas, dado que este evento es itinerante, en esta edición 2017 se celebra en la ciudad La Serena. Como recordamos este fue el evento que exigió a los productores peruanos renunciar a la Denominación de Origen Pisco para participar como aguardiente.

Perú le ha ganado a Chile en todas las ediciones, entre el pisco y el aguardiente que ellos elaboran, pero ahora que ellos participan solos deberían tener todas las medallas. No hay con quien competir.

Ahora, las paradojas de la "viña", estando solo los productores chilenos, ellos no cumplen con los requisitos para participar en este certamen de bebidas espirituosas que se realiza en su país, ¿a qué se debe?

¿Son bebidas espirituosas?Para entender este proceso, se debe recordar que la Organización Internacional de la Viña y Vino (OIV) es la que define a qué se le debe llamar bebidas espirituosas. A dicho organización están adscritos los gobiernos de Perú y Chile, entre otros países del mundo.

Así, Martín Santa María, presidente de la Academia Peruana del Pisco, explica que para que una bebida entre al nivel de bebidas espirituosas debería tener como mínimo 37.5% de volumen de alcohol.

En el caso del Perú, el pisco, en las cuatro categorías definidas por el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Pisco (DOP) cumple, dado que el rango de alcohol está por encima de los 38% de volumen de alcohol.

"Este es un primer error de orden técnico que tienen los productores chilenos", sostiene Santa María, lo que ha sido refrendado por una carta del DOP enviada a los organizadores del Concurso Mundial de Bruselas.

En la carta, emitida a dicho evento, se detalla que tres de las nueve categorías del aguardiente chileno no cumplen con las exigencias de la OIV, es decir, que tienen menos de 37.5% de volumen de alcohol, por lo tanto, no deberían participar en el Concurso Mundial de Bruselas, dado que el evento es para bebidas espirituosas.

Según la misiva, el Concurso Mundial de Bruselas, para esta edición ha ampliado las categorías de participación, con lo cual haría que un mayor número de productores chilenos participen, y puedan obtener al menos 18 medallas.

UE solo reconoce la Denominación de Origen Pisco al PerúLa segunda observación, se debe, al reconocimiento de la Denominación de Origen Pisco a los productores de aguardiente de Chile, por parte del Concurso Mundial de Bruselas.

El Concurso Mundial de Bruselas, tenía como sede la ciudad de Bruselas, en Bélgica; dicho país es integrante de la Unión Europea (UE), por lo tanto, respetuoso de las normas internacionales.

Al respecto, Martín Santa María, explica que la Comisión de la UE estableció, en el Reglamento 1065/2013, el reconocimiento con la Denominación de Origen Pisco al Perú; sin embargo, a Chile solo se le atribuyó el nombre, por un acuerdo comercial y no reconoce la denominación de origen, como sí aparece en la web del concurso.

En base a ello, y tal como señala la carta del Consejo Regulador de la DOP, el Concurso Mundial de Bruselas no debió excluir al Perú del evento internacional, en su exigencia por pedir a los productores peruanos que denominen "aguardiente de uva" al pisco.

Dicho lo anterior, algunos aguardientes de Chile no pueden llamarse bebidas espirituosas, y todos no deberían llamarse Pisco, dado que la Unión Europea solo le ha dado el reconocimiento territorial al Perú.

A continuación la carta del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Pisco a los organizadores del Concurso Mundial de Bruselas:

Leer comentarios ( )

Ir a portada