Los casos de registrados en el país aumentaron en un 10 % este año, alcanzando en lo que va del año los 96,049 casos a nivel nacional, más de nueve mil a comparación del 2015, según estadísticas del .

"Prevenir desastres es el primer paso para proteger a quienes viven o trabajan con nosotros, sin embargo, según nuestras estadísticas, el 60 % de las personas que instalan un sistema de alarma lo hacen luego de haber sido víctimas de robo, o emergencia médica, no antes", explicó Eduardo Alcérreca, director de marketing de la empresa de seguridad Verisure.

Según Verisure, es fundamental tener un manual de alarmas contra incendios que informe sobre su funcionamiento y que especifique el protocolo a seguir en caso de desastre. Incluso, es importante contar con un detector de humo que trabaje incluso si el sistema de alarma está desactivado.

"Debemos ser conscientes con los y enviar alertas reales del incendio. Si el número de falsas alarmas disminuye, su trabajo sería más eficiente", indicó Alcérreca.

Un detector de humo instalado correctamente enviará una alerta a la Central Receptora de Alarmas para verificar y evitar falsas alarmas. Luego de confirmar el , el recibirá una alerta de emergencia y podrá proceder.

El detector de humo previene desastres en cocinas, garajes o almacenes mediante un timbre que lanza avisos acústicos y un sistema de luces de colores que informan sobre el estado del sensor.