Módulos Temas Día

¿Los 60 son los nuevos 40? Cómo los baby boomers impactan en la estrategia de marca

Los adultos mayores son el segmento más importante en la toma de decisiones dentro del hogar. ¿Cómo tener empatía con ellos?

babyboomers

babyboomers

(Foto: istock)

USI

Mucho se ha dicho (y se sigue diciendo) sobre los millennials, los Z siguen en lista, y no hay investigación, sondeo o reporte que no los contemple. No obstante, hay una generación que podría estarse sintiendo desplazada: los baby boomers o la población adulto mayor peruana.

Decisores tradicionales
Aunque solo representan el 19% de la población adulta, son jefes de familia en el 40% de los hogares peruanos. Y, por tanto, componen un segmento altamente importante al ser en el 54% de los casos quienes toman las decisiones en casa, según Arellano Consultora.

Pese a esto, el avance hacia la modernidad y el nuevo camino hacia la transformación digital trazado por diversas marcas los puede estar dejando de lado, ya que son más tradicionales en su consumo y adoptadores tardíos de nuevas tendencias.

Enrique Bernal, gerente de Soluciones, ejemplifica que sectores como el bancario, uno de los más entusiastas en este proceso de migración, no debieran olvidarse de esa generación que prefiere “el trato face to face, la asesoría directa y canales más accesibles”.

“Todo tiene que hacerse de forma estratégica. No se puede descuidar un segmento en que el 40% de su generación esta bancarizada. Más aún cuando cerca de 30% del volumen de créditos colocados en el sector financiero lo concentra este target”, dice.

Bajo esta premisa, puesto que se trata de un público más adverso al riesgo y menos innovador en su consumo, se decanta por las marcas que ya conoce: compra productos en los que confía (solo 25% se atreve a probar opciones nuevas) y son más racionales (a diferencia de generaciones más jóvenes que se distinguen por ser más emocionales).

Más ‘face to face’, menos digitales
La recopilación de Arellano Consultora también demuestra que los adultos mayores valoran más los canales tradicionales. Con lo cual hay una oportunidad para el canal moderno de adaptar ciertas características del tradicional: atención personalizada, trato directo y amable.

Pero qué sucedería si esta demanda no queda satisfecha. “Dado a que no tienen empoderamiento digital, las marcas no tienen visibilidad de esa incomodidad que se está gestando”, responde Bernal.

Esto genera, sin embargo, una oportunidad para que las marcas ofrezcan una propuesta segmentada, señalan desde Arellano Consultora. “No podemos pretender soluciones únicas, ahora todos se centran en la innovación, pero no podemos olvidar un target aún presente e importante”, puntualiza.

Leer comentarios ( )