Existen sitios realmente increíbles en el mundo, pero unos pocos solo pueden observarse a través del objetivo de una cámara.

Se tratan de monumentos, pueblos y paisajes a los que no está permitido entrar. Son dignos de admirar, sin embargo son pocos los que pueden acceder a ellos.

Está prohibido su acceso o bien por la seguridad del lugar o la del visitante, así como por misteriosos motivos desconocidos – eso si, no han tardado en hacer teorías conspirativas al respecto.

Afortunadamente no son completamente desconocidos al ojo humano, y podemos encontrar imágenes de las mismas