Los teléfonos inteligentes y tabletas incluirían en un futuro cercano pantallas súper resistentes elaboradas con zafiro manufacturado, un material usado actualmente en vehículos militares, así lo consideró un reporte de Technology Review del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT).

Para la revista especializada, el material reemplazaría con prontitud a las pantallas de vidrio usadas en , de lograrse una reducción con respecto a sus costes.

De ese modo, se tendría como resultado pantallas increíblemente fuertes y resistentes, las cuales no se dañarán cuando el dispositivo sufra alguna caída, roce una acera de cemento u otras superficies similares, dado a que el zafiro tiene un mejor rendimiento que el vidrio.

Después del diamante, el zafiro es el más duro del planeta. Por tanto, podría ser incluido en dispositivos de alta gama. "Estoy convencido de que algunos fabricantes comenzarán a probarlo y sacar algunos smartphones de gama alta con zafiro en el 2013", argumentó Eric Virey, analista de la investigación de mercado de la firma Yole Développement en el mencionado informe.

El , por ejemplo, ya hace uso de zafiro artificial para proteger el lente de la cámara en su . En tanto, GT New Hampshire Advanced Technologies se encuentra desarrollando un smartphone muy fino, con una pantalla hecha de zafiro. No obstante, su precio constituye el principal problema.

CostesA comparación de otros materiales, una pantalla de zafiro cuesta hasta diez veces más. El líder, Gorilla Glass, de la empresa Corning, es utilizado en 1,000 millones de dispositivos; el material es incluido en pantallas de iPhones y otros teléfonos inteligentes.

En la actualidad, la pantalla de zafiro de un dispositivo inteligente podría costar casi US$ 30, mientras que una pantalla de Gorilla Glass cuesta menos de US$ 3.

Empero, de acuerdo al MIT, el zafiro sería tres veces más fuerte que el Gorilla Glass. Adicionalmente, el precio del zafiro podría bajar de los US$ 20 en un par de años dado al aumento de la competencia y a la mejora de la tecnología.

Una alternativa al uso de zafiro puro consiste en laminar una capa ultrafina de zafiro con otro material menos costoso, así se lograría un precio más competitivo al actual.

Por su parte, GT Advanced Technologies está intentando reducir el coste de manufactura del zafiro, mientras que compañías en Estados Unidos, Corea del Sur y Rusia trabajan en tecnologías similares.

En palabras de Kevin Bullis, editor senior de la revista MIT Technology, "si los costos pueden llegar a ser lo suficientemente bajos, estos fabricantes pueden tener un gran mercado esperando por ellos".