El sistema operativo Windows ha sido el producto más exitoso de la firma de Redmond.

Año 1975. Las máquinas de escribir son la herramienta más utilizada en los trabajos de todo el mundo. Año 2015. ¿Se imagina su empleo si no tuviera ordenadores, o internet? Aunque parezca que hablamos de dos mundos separados por siglos, sólo han pasado 40 años entre una escena y otra. Se trata también del tiempo que ha transcurrido desde que Paul Allen y Bill Gates fundaron Microsoft, una de las empresas que más ha contribuido a que tal evolución haya sido posible.

A ellos se les debe aquel sistema operativo cuyo nombre en código era Chess y que nos enseñó a todos a hablar un nuevo el de C: para descubrir un mundo de posibilidades. Pero más importantes que el MS-DOS, fueron sin duda las ventanas (Windows) creadas por Microsoft. Por ellas entró la informática a cada hogar del planeta.

Los primeros WindowsEstuvo a punto de llamarse Interface Manager, pero al final se optó por un nombre que definía mejor su forma de uso. se anunció en 1983 (Steve Jobs siempre defendió que Gates le había robado la idea) aunque no salió al mercado hasta 1985. Los retrasos le valieron más de una crítica, pero aquel sistema en el que se abrían y cerraban ventanas con un ratón y se podía pasar de un programa a otro sin necesidad de cerrar el primero era un avance notable. Además, incluía algunos añadidos: Paint, Notepad, la calculadora y hasta un juego, Reversi.

Windows 2.0 (1987) añadió los iconos en el escritorio, el panel de control o la superposición de ventanas, además de colocar a Microsoft como la primera firma de software del mundo, aunque el primer gran salto de calidad del sistema operativo fue Windows 3.0 (1990). Era más rápido, tenía gráficos con 16 colores, incluía el famoso administrador de y algunos juegos con los que posiblemente habrá matado el tiempo más de una vez: Solitario, Corazones, Buscaminas… ¿Resultado? Se vendieron 10 millones de copias en dos años.

También merece la pena detenerse en Windows 95, el primero con el que se pudo descubrir el mundo de internet (venía con Explorer), el que estrenó el botón de inicio y el que ya tenía la opción de minimizar o maximizar ventanas. Los siete millones de copias vendidas en cinco semanas sirvieron además para que los productos de Windows (no hay que olvidar la importancia de Office) colonizaran el 80% de los ordenadores del mundo.

Luego llegarían el Windows 98 (leía DVD), el XP (en 25 idiomas y con Media Player) o el Vista. Cada uno más rápido y con más posibilidades que el anterior.

Del 7 al 10Las últimas versiones de Windows han estado nombradas por números.Si el 7 estaba pensado para los portátiles (en 2000 superaron por primera vez a los PC en ventas), Windows 8 supuso un cambio notable en la imagen del sistema, más enfocado a los smartphones y las tabletas con la llegada de apps.

La nueva versión, Windows 10, se acaba de estrenar con la nube y el móvil como palabras claves. El asistente personal Cortana, Continuum, el navegador Edge o los hologramas de Hololens son algunas de sus principales novedades. La idea ha sido crear un sistema que funcione bien en un , una Xbox, un ordenador o un gadget de pequeño tamaño. Y es que en 2015, a diferencia de 1975, las ventanas ya no se abren sólo en las casas.

Diario Expansión de EspañaRed Iberoamericana de Prensa Económica (RIPE)