Quienes conduzcan por las calles de Pittsburgh en las próximas semanas podrán encontrarse con algo fuera de lo común y si en un inicio puede parecer el vehículo de algún súper héroe de película, en realidad será auto de prueba del Centro de Tecnologías avanzadas de Uber (ATC por sus siglas en inglés).

El vehículo es un Ford Fusion híbrido que estará recolectando y mapeando información, al igual que probando sus capacidades de conducción autónoma, es decir, sin una persona al volante. Cuando el vehículo está en el modo de auto-conducción un chófer entrenado va en la silla del pasajero monitorando la operación.

El carro ATC de Uber viene equipado con una variedad de sensores, incluyendo radares, escáneres láser y cámaras de alta resolución para mapear detalles del entorno.

Las pruebas en el mundo real son cruciales en la labor de Uber para desarrollar tecnología autónoma y la empresa considera que los vehículos autónomos tienen el potencial de salvar millones de vidas y mejorar la calidad de vida para las personas de todo el mundo.

Según Uber, un total de 1.3 millones de personas mueren cada año en accidentes vehiculares y en el 94% de los casos el accidente ocurrió por un error humano.

La empresa señaló que en un futuro esta tecnología va a reducir la congestión y va a facilitar el acceso a transporte más económico y, sobre todo, muchísimas menos vidas perdidas en accidentes de automóvil.

"Desde las primeras fábricas de acero, hasta los laboratorios de las Universidades de Pittsburgh y Carnegie Mellon, Pittsburgh tiene una larga historia de innovación. Ahora estamos dando un paso adelante, esta vez en el Centro de Tecnologías Avanzadas de Uber, donde algunos de los líderes mundiales en innovación están ayudando a formar el futuro del transporte", dijo William Peduto, alcalde de Pittsburgh.

Uber escogió a la 'Ciudad de Acero' como el hogar de su Centro de Tecnologías Avanzadas por el talento de clase mundial y los centros de investigación disponibles en la ciudad.

"Pittsburgh es un entorno ideal para desarrollar y probar nuestra tecnología a lo largo de una gran diversidad de tipos de vía, patrones de tráfico y condiciones de clima. La larga historia de innovación en la ciudad continúa hoy y nos ayuda a formar el futuro del transporte", mencionó en un comunicado.