(Reuters).- Twitter dividió el cargo de su saliente presidente de operaciones, Ali Rowghani, en un momento en el que la busca reanimar el lento crecimiento de sus usuarios.

Adam Bain será el responsable ahora del área de ventas y asociaciones, mientras que Gabriel Stricker, de márketing y medios, según sus últimos perfiles en Twitter.

El sitio web de la empresa muestra a Bain en el rol de presidente global de ventas y a Stricker como vicepresidente de márketing y comunicaciones.

El sitio web de telecomunicaciones Re/code informó sobre los cambios. Sin embargo, Twitter no pudo ser contactado inmediatamente para hacer comentarios.

Rowghani, visto una vez como el influyente número dos que supervisaba el desarrollo del producto en Twitter, así como sus finanzas y los acuerdos, dimitió tras un enfrentamiento con el presidente ejecutivo Dick Costolo sobre si debería seguir supervisando la innovación del producto.

Un segundo trimestre consecutivo de flojo crecimiento de usuarios en Twitter está poniendo a prueba la paciencia de los inversores. Twitter también generó preocupación diciendo que sus 255 millones de usuarios mensuales parecían usar el servicio con menos frecuencia que hace un año.

Las acciones de Twitter, que cerraron el jueves en US$ 38.90 en la Bolsa de Nueva York, han perdido cerca de un 42% de su valor en lo que va de año.