Los ataques de los cibercriminales están principalmente dirigidos a dispositivos móviles y, en menor medida, a las PC de escritorio. Y es que los programas maliciosos están diseñados en principio para el robo de información almacenada en smartphones. Equipos como iPhone, BlackBerry y Nokia no son inmunes.

"Los ciberdelincuentes están dando mucha importancia a los dispositivos móviles porque ahora suelen contener incluso más datos personales que las tradicionales PC", refiere Denis Maslennikov, analista experto de , quien añade que el robo de información, el robo de dinero de cuentas bancarias online, y el espionaje de los usuarios son el propósito de los miles de nuevos programas maliciosos.

Las tiendas oficiales de aplicaciones también están en la mira. Según Kaspersky Lab, las aplicaciones maliciosas se han propagado de manera continua en , mientras que ya se ha logrado detectar por primera vez una aplicación con comportamiento malicioso en .

En tanto, los ciberdelincuentes concentran su atención en el popular , pues la cantidad de amenazas diseñadas para la plataforma ha crecido a pasos agigantados.

En esa línea, en enero de 2012, se hallaron menos de 6 mil muestras únicas de programas maliciosos para Android en su base de datos, la cifra se disparó a 43 mil a finales de ese año.

Otro dato a tomar en cuenta es que más del 99% de las nuevas amenazas detectadas en 2012 estaban dirigidas contra smartphones y tablets con Android, los sistemas operativos Symbian y BlackBerry suman menos del 1% de las amenazas encontradas.