Módulos Temas Día

Spotify defiende su modelo de negocios frente a las críticas de los músicos

Su CEO declaró que combate la piratería y genera ingresos para la industria discográfica aunque Taylor Swift; Beck; David Byrne; The Black Keys y Coldplay se declararon en contra.

(Foto: Spotify)

Diario Expansión de EspañaRed Iberoamericana de Prensa Económica (Ripe)

Spotify, la plataforma de reproducción de música en streaming, salió a defender su modelo de negocio, luego de ser cuestionada por varios artistas. La empresa de origen sueco aseguró que combate la piratería y que lleva pagados US$ 2,000 millones a la industria y los artistas desde su lanzamiento en 2008.

Esta información, publicada en el blog de la empresa por su propio presidente ejecutivo Daniel Ek, llega una semana después de que la cantante y compositora estadounidense Taylor Swift retirara todo su catálogo del sitio, justo cuando lanzaba su nuevo álbum "1989", que ascendió en las listas de éxitos de los Estados Unidos.

El sello discográfico de Swift, Big Machine, se negó a especificar por qué retiró el material del servicio gratuito de Spotify, que ofrece además una suscripción a aquellos usuarios que quieran eliminar la publicidad.

Pero en un artículo publicado en el The Wall Street Journal, Swift escribió que la música era valiosa y que en su opinión, no debería ser gratuita.

"Taylor Swift tiene toda la razón: la música es arte, el arte tiene un valor real y los artistas merecen que les paguen por ello", señaló Ek. El ejecutivo explicó que el sitio está combatiendo la piratería en Internet, algo que no generaba ningún beneficio para los artistas, ofreciendo un servicio combinado gratuito que compensa a la industria de la música.

Con todo, afirmó que su base de suscriptores llegó a los 50 millones, de los cuales 12.5 millones son usuarios que pagan. Y detalló que, antes de retirar su música, Swift había generado ganancias por US$ 6 millones en el sitio.

Con ingresos en su mayor parte de anunciantes y suscriptores, Spotify pagó US$ 1,000 millones a la industria discográfica y a los artistas desde 2008 hasta el último año, y otros US$ 1,000 millones desde entonces.

Coldplay también se negó durante meses a publicar su disco Ghost Stories en Spotify para aprovechar el impulso que otorga iTunes, la plataforma de Apple. Además se declararon en contra de Spotify otros artistas como Beck, David Byrne y The Black Keys.

"Estamos trabajando día y noche para recuperar dinero para los artistas y el negocio de la música que la piratería estaba robando", retrucó el artículo del blog de la empresa. Spotify, además, estaría preparando una salida a bolsa en el futuro, aunque consultados sobre este tema, las fuentes de la compañía decidieron no realizar comentarios.

Leer comentarios ( )