El fue lanzado al mercado en septiembre. Unos días después de la presentación del smartwatch, el fabricante surcoreano ya estaba enfocado en darle un toque especial a la siguiente generación del dispositivo.

dijo que apuntaría a ello a través de una mejora en la interfaz y, por supuesto, en la experiencia de usuario, entre otros ajustes que garanticen la gran acogida del siguiente modelo, porque el actual "Gear carece de algo especial."

Ahora el diario coreano Digital New Daily ha dado a conocer que la surcoreana está desarrollando lo que sería la segunda generación de su reloj inteligente, la que recibiría el nombre de Galaxy Band.

La nueva pulsera inteligente, de acuerdo a la patente recientemente registrada por los coreanos, contaría con una gran cantidad de sensores de seguimiento que estarían destinados a detectar el movimiento y la presión, por lo que el aparato sería ideal para quienes practican deporte de manera regular.

Galaxy Band se sincronizaría con el dispositivo (marca Samsung) del portador para registrar su actividad, al mismo tiempo, el teléfono le enviaría información al reloj, notificando la llegada de mensajes o llamadas entrantes. Esto sería posible tanto a través de Bluetooth como por control de voz.

En efecto, aunque tecnológica estaría cambiando de "tónica" con este dispositivo para vestir, no se quedaría cruzada de brazos en momentos en que analistas y observadores confían que los consumidores demanden aún más estos aparatos en el tiempo.

Otra característica del nuevo gadget, que llegaría junto al , es que incorporaría una pantalla flexible. Esto tiene sentido si recordamos las declaraciones del CEO de Samsung, Kwon Oh Hyun, en el marco del , cuando adelantó que, "a lo largo de 2014, el reloj inteligente vendrá equipado con una pantalla flexible."

Según apuntan desde el portal Engadget, la presentación del Galaxy Band ocurriría en el Mobile World Congress que tendrá lugar en febrero de 2014, pero su lanzamiento sería posterior a esa fecha.