La siguiente versión del sistema operativo de Apple podría venir integrada en el próximo iPhone 5S o iPhone 6. Ello obedecería a que la necesita imponerse nuevamente como la reina de la innovación tecnológica, si desea no seguir siendo castigada por , dado a la "sequía" de nuevos productos.

En efecto, la presentación del iOS 7 supone la ocasión crucial para cambiar el rumbo. Eso estaría cerca. En octubre de 2012, los de Cupertino anunciaron públicamente el nombramiento de Jonathan Ive, a cargo de la estética del , como responsable de "Human interface".

El movimiento al interior de la firma supondría el liderazgo de Ive en cuanto al cambio del rediseño de la interfaz del iOS 7. El actual responsable de "Human interface" es conocido por su minimalismo limpio y elegante, el cual se ha convertido en un elemento icónico de la marca Apple.

No obstante, los dispositivos móviles de la marca de la manzana se han mantenido en contraste respecto al actual . La interfaz fue creada bajo el liderazgo de Scott Forstall, quien había abrazado completamente el skeumorphism (bajo ese concepto, las aplicaciones digitales son creadas para que sean asociadas con cosas físicas).

De acuerdo al diario The Wall Street Journal, las voces dentro de la compañía señalan las intenciones de Ive de introducir al próximo iOS "un diseño más plano, algo más limpio, más rígido y simple". Al fin y al cabo, minimalista.

Apple estaría buscando alcanzar una mayor cohesión entre el hardware y software, así como la ampliación de esa cohesión en toda su gama de productos.

En la próxima versión del sistema operativo de la manzana, se unificaría la interfaz. De acuerdo al portal Appleweblog, en iOS hay aplicaciones con exceso de skeumorfismo, otras con las antiguas texturas azules (Safari), otras con texturas grises (Mapas) y algunas con texturas negras (App Store). iOS 7 es una buena ocasión para unificar este aspecto de la interfaz.

Aunque el iOS de la firma sigue siendo bastante superior en estabilidad, optimización y ecosistema, necesitará además recibir nuevas funciones de peso para sorprender a sus usuarios, quienes estarían ansiosos de probar nuevas alternativas y no más de lo mismo.