Esta madrugada (2:10 a.m., hora peruana), el Perú ha puesto en órbita los dos satélites desarrollados íntegramente en el país, gracias al trabajo del Instituto de Radioastronomía (INRAS) de la (PUCP), completando así un proyecto que inició hace tres años bajo la dirección de Jorger Heraud, del INRAS.

Se trata del PUCP-Sat 1 y Pocket-PUCP, que fueron lanzados con fines académicos y de investigación en ciencia e ingeniería espacial, cuya construcción contó con la participación de docentes y alumnos de las especialidades de Física, Ingeniería Mecánica, Ingeniería Electrónica y de Ingeniería de las .

Ambos satélites están situados en órbita terrestre baja y dan una vuelta alrededor de la Tierra cada 90 minutos, a 630 kilómetros de altura. Gracias a sus sensores de temperatura, la información que recopilen será útil para comprobar su resistencia en condiciones climáticas adversas y para perfeccionar el diseño térmico de futuros satélites.

"El PUCP-Sat 1 no es solo el primer satélite peruano, es el resultado del esfuerzo de un gran equipo y de una universidad que piensa como siempre en su país", comenta el doctor Heraud. Este es un nanosatélite (denominación que recibe debido a su peso) de forma cúbica (CubeSat), de 10 cm por lado y 1240 gramos de peso. Mientras que el Pocket-PUCP, diseñado en el INRAS, pesa solo 97 gramos (femtosatélite) y es considerado el más liviano del mundo.