Plan de juego de Toyota: robots, fusiones y vehículos autónomos

El fabricante de automóviles más grande de Asia también invertirá más en áreas como vehículos autónomos para mantenerse relevante en una industria alterada por los cambios tecnológicos.

Bloomberg.- Toyota Motor confirmó que acordó comprar una participación en Mazda Motor y construir conjuntamente una planta de US$1.600 millones en Estados Unidos.

El fabricante de automóviles más grande de Asia también invertirá más en áreas como vehículos autónomos para mantenerse relevante en una industria alterada por los cambios tecnológicos.

A medida que surgen nuevos rivales y los automóviles se vuelven autónomos y conectados, Toyota apunta a adaptarse al cambio con nuevos planes. Fusiones y adquisiciones y el uso de robots para hacer tareas rutinarias, como informes y responder a preguntas forman parte de ellos.

La automotriz también aumentará desde aproximadamente 20 por ciento hasta un 25 por ciento la proporción de gasto en investigación y desarrollo en “campos clave”, incluyendo inteligencia artificial y vehículos ecológicos.

“No puedo decir hasta dónde va a expandirse, porque honestamente no lo sé. Pero que haya llegado hasta aquí significa que no se detendrá”, dijo el gerente general Nobuhiko Murakami, refiriéndose a las inversiones de la compañía en nuevas tecnologías.

“La realidad es que si no cambiamos más en esa dirección, no sobreviviremos a la próxima competencia. Tenemos un verdadero sentido de urgencia sobre esto”.

A pocos minutos del final de la conferencia de ganancias del primer trimestre fiscal, Toyota confirmó que adquirirá una participación de alrededor de 5 por ciento en Mazda y juntos invertirán US$ 1,600 millones en la construcción de una planta automotriz en EE.UU.

Aprobación de Trump
Los fabricantes de automóviles se enfrentan ahora a competidores como Google, Apple Inc. y Amazon.com Inc. dijo el presidente de Toyota, Akio Toyoda, en una conferencia de prensa en Tokio.

Las nuevas empresas están desafiando a los fabricantes de automóviles tradicionales para mejorar la movilidad futura, dijo.

Las automotrices no pueden crear ese futuro por su cuenta y cada vez es más importante para los fabricantes de automóviles buscar socios sin verlo desde una perspectiva de confrontación, dijo.

“En el futuro, habrá inteligencia artificial, conducción autónoma y varios vehículos respetuosos con el medio ambiente para lo que tenemos que prepararnos, y nuevos competidores de mercados emergentes y compañías de TI como Apple y Google”, dijo Toyoda. “No hay cartas náuticas que nos guien”.

El presidente Donald Trump celebró el plan de inversión en EE.UU. de Toyota y Mazda.“Una gran inversión en la manufactura estadounidense”, escribió el mandatario en Twitter.

La presencia de Toyota en EE.UU. ha aumentado de forma constante a lo largo de las décadas. De una compañía que importaba todos sus vehículos de Japón, Toyota se ha transformado en una que fabrica 70% de sus vehículos en América del Norte, dijo su presidente ejecutivo en Norteamérica, Jim Lentz.

“Tenemos mucha confianza en la economía estadounidense”, agregó Lentz. “Tenemos la confianza de que todavía vamos a ver una industria automotriz fuerte”.

La compra de participaciones en otras compañías no es un fenómeno común en Toyota, que en años recientes adquirió una participación accionaria minoritaria en Isuzu Motors Casi cinco décadas atrás, Toyota también trajo a Hino Motors y Daihatsu Motor como socios.

Como parte del acuerdo del viernes, Toyota mantendrá cerca de 5% de participación en Mazda, que a su vez tendrá un 0.25% en el fabricante de sedanes Corolla y Camry.

Las dos empresas considerarán la posibilidad de fortalecer aún más la vinculación del capital “en línea con el progreso” de la alianza. Se espera que la planta automotriz planeada en EE.UU. entre en funcionamiento en 2021 y tenga capacidad para producir 300,000 unidades.

El planteamiento de la estrategia se conoció luego de que Toyota elevara su pronóstico de ganancias operativas para el año que termina en marzo a 1,85 billones de yenes (US$ 16,800 millones), 16 por ciento más alto que la predicción anterior de la compañía.

La ganancia neta y operativa del primer trimestre fiscal superó las expectativas de los analistas. Incluso con la perspectiva mejorada, el fabricante de automóviles está proyectando un segundo declive consecutivo de su ganancia anual, que sería la primera desde 1994.

Toyota también quiere liderar el camino en las nuevas tecnologías, como los autos conectados y con avanzados sistemas de asistencia al conductor, o ADAS.

Mientras sigue promoviendo la tecnología de celda de combustible de hidrógeno como la respuesta final para los vehículos de cero emisiones, Toyota está ahora compitiendo para tener listos vehículos eléctricos de batería para el mercado chino y para desarrollar una batería totalmente sólida que ampliará el rango de conducción y reducirá los tiempos de recarga.

TAGS: Toyota, robots, Mazda

ÚLTIMA HORA ver todas

BLOGS ver todos

Agenda LegalEstudio Echecopar

Sobrerregulación en la industria de alimento...

Economía para todosCarlos Parodi

La economía es multidisciplinaria

El cine es un espejoRaúl Ortiz Mory

Asesinato en el Orient Express

Vinos, piscos y mucho másSommelier Giovanni Bisso

VINO Y SALUD: INFORME CON FUNDAMENTOS SOBRE S...

Atalaya EconómicaManuel Romero Caro

Primer Balance anual del Lava Jato Peruano (I...

WALL STREET VER TODOS

Será noticia

JOSÉ ANTONIO MONTENEGRO