Módulos Temas Día

Pioneros de vehículos autónomos bajan velocidad tras accidentes

Los accidentes, algunos de ellos fatales, han encendido un debate sobre cómo regular la seguridad de los vehículos autónomos y han moderado las expectativas del público, dijo el informe Bloomberg New Energy Finance (BNEF).

La industria de seguros ha estado estudiando la mejor manera de abordar los vehículos autónomos y los riesgos que plantea la tecnología.

Compañías como Uber, Tesla y Google han estado publicitando los autos sin conductor como la próxima revolución en el transporte.

Una serie de mediáticos accidentes que involucraron a automóviles sin conductor están desacelerando la loca carrera hacia el negocio de los vehículos autónomos, según un informe publicado el miércoles.

Los accidentes, algunos de ellos fatales, han encendido un debate sobre cómo regular la seguridad de los vehículos autónomos y han moderado las expectativas del público, dijo el informe Bloomberg New Energy Finance (BNEF). También expusieron el aspecto negativo de acelerar el mercado, lo que hizo que algunos actores de la industria desaceleraran su ritmo, dijo Andrew Grant, analista de Bloomberg New Energy Finance con sede en Londres.

Compañías como Uber Technologies Inc., Tesla Inc. y Google, de Alphabet Inc., han estado publicitando los autos sin conductor como la próxima revolución en el transporte. Cuando aumentaba la presión para hacer que la tecnología se usara en carreteras, uno de los autos de Uber mató a un peatón en Arizona en marzo. La compañía suspendió su programa de prueba de vehículos autónomos.

Toyota Motor Corp. y Nutonomy, de Aptiv Plc, anunciaron entonces que suspenderían temporalmente las pruebas en vías públicas en Estados Unidos. También en marzo, un conductor de un Tesla Model X murió en un accidente en California que ocurrió mientras el sistema de conducción automática Autopilot estaba activado.

"Les da un respiro", dijo Grant. "Ahora pueden dejar de contarle a los inversionistas una historia de crecimiento. No tienen que ser tan agresivos".

Si bien este año no se han producido cambios significativos en las políticas federales de vehículos autónomos en EE.UU., Arizona en marzo ordenó a Uber que dejara de operarlos en las carreteras estatales. Los reguladores también están analizando los servicios digitales de transporte, de acuerdo con el informe del BNEF, que alude a preocupaciones sobre la infraestructura pública y su impacto en los mercados laborales.

Las posibles consecuencias de los servicios de transporte como Uber y Lyft Inc., como un menor uso del transporte público y más tráfico, han llevado a varios estados a proponer o aprobar nuevos impuestos. San Francisco y Seattle también están alentando a las compañías a divulgar datos sobre las ganancias de los conductores y las horas de trabajo.

"La mayoría de los impuestos gravados a los servicios de transporte hasta la fecha han sido demasiado pequeños para cambiar el comportamiento de los consumidores", dijo Grant en un correo electrónico. Pero a medida que las ciudades lidian con las implicancias adversas tanto en el tráfico como en el uso del transporte público, "podría haber más impuestos en camino".

Otras conclusiones del informe de BNEF:

  • Alrededor de 20.000 vehículos nuevos se agregaron a las empresas de autos compartidos en el primer trimestre, lo que aumentó el total mundial a más de 200,000.
  • Las compañías de vehículos autónomos y conectados recaudaron casi US$ 400 millones en inversión privada en el primer trimestre, un 37% menos que en el cuarto trimestre.
  • A fines de abril, había más de 900 millones de usuarios activos de aplicaciones digitales de transporte en todo el mundo y 48 millones de conductores.

Leer comentarios ( )

Ir a portada