Módulos Temas Día

Patrulla antitrolls de Twitch de Amazon protege a comunidad LGBT

Twitch hizo algo inusual para una plataforma de redes sociales en tiempos en que el acoso en la web suele mantenerse impune durante largos períodos de tiempo: tomó medidas inmediatas y decisivas para proteger a su comunidad.

Twitch

Twitch

Las duras medidas de respuesta fueron parte de una iniciativa continua y de mayor alcance de Twitch orientada a forjar un espacio más seguro para los 500,000 usuarios que transmiten en vivo en la plataforma cada día.

El 25 de mayo Twitch, el servicio de streaming en directo propiedad de Amazon, fue atacado. Un grupo de trolls anónimos comenzó a llenar el servicio de pornografía, películas protegidas por derechos de autor, videos violentos, contenido misógino y racista.

En respuesta, Twitch hizo algo inusual para una plataforma de redes sociales en tiempos en que el acoso en la web suele mantenerse impune durante largos períodos de tiempo: tomó medidas inmediatas y decisivas para proteger a su comunidad.

Durante los siguientes dos días y mientras enfrentaba a los atacantes, Twitch desactivó el streaming para los nuevos usuarios, aplicó autenticación de dos pasos para ciertas cuentas y presentó una demanda que busca daños y perjuicios por infracción de marca registrada, incumplimiento de contrato y fraude contra los agresores anónimos.

Las duras medidas de respuesta fueron parte de una iniciativa continua y de mayor alcance de Twitch orientada a forjar un espacio más seguro para los 500,000 usuarios que transmiten en vivo en la plataforma cada día. La compañía es particularmente consciente de sus miembros pertenecientes a minorías que suelen ser los más afectados por el acoso en la red.

"Es un poco difícil de abordar porque hay tantas maneras de proteger a la comunidad como formas en que las personas pueden eludir [las medidas de protección]", comentó Katrina Jones, quien fue contratada por Twitch en septiembre como su primera ejecutiva de diversidad e inclusión.

Para intentar disminuir las burlas personales, Twitch implementa bots automatizados que pueden bloquear comentarios con palabras clave específicas. Los propietarios de canales también pueden empoderar a sus propios moderadores voluntarios para que expulsen a los que hostigan. Además, Twitch ahora exige que los usuarios proporcionen correo electrónico y número móvil verificado, lo que en teoría debería dificultar que los maleantes anónimos causen problemas.

Todos los días de este mes, a fin de mostrar la diversidad en Twitch, el servicio de streaming presenta a un creador LGBT diferente. La compañía hizo lo mismo en campañas anteriores para promover streamers femeninas y de raza negra. Una iniciativa bautizada como "Twitch Unity" busca "amplificar comunidades subrepresentadas", explicó Jones. Voluntarios ayudan a identificar los creadores a destacar y usan un sistema de hashtags para dirigir a los espectadores hacia sus canales.

Escogimos un trío de usuarios de la comunidad LGBT para que nos cuenten por qué usan Twitch, cómo los protege y qué hacen cuando los hostigadores logran de todas formas eludir las medidas de protección.

Annie Roberts, de 22 años, ingresa frecuentemente a Twitch para transmitir en vivo Overwatch, el popular videojuego. Roberts es transgénero y llegó por primera vez a la plataforma en enero de 2018, porque quería conocer y disfrutar de los videojuegos con otras personas transgénero, lo que a su juicio era difícil de lograr en el "mundo real".

Roberts, originaria de Michigan, encontró en un comienzo una comunidad de cerca de 20 fanáticos de los videojuegos en Twitch, quienes formaron el núcleo de su canal. Desde entonces, su audiencia ha crecido de manera exponencial. Ahora cuenta con unos 20,000 seguidores y juega Overwatch profesionalmente como integrante asalariada del equipo Florida Mayhem.

Roberts indicó que Twitch ofrece un escaparate para que las personas transgénero retraten su propia experiencia en lugar de tener que depender de representaciones de actores heterosexuales en la televisión o en las películas. Es uno de los pocos lugares donde una persona trans puede llegar a una gran audiencia siendo como es, afirmó.

Las herramientas de protección contra el acoso, agregó, son bien recibidas pero imperfectas. "Nunca vas a ser inmune, pero es un intercambio", dice Roberts. "Si me promociono como LGBT llegan usuarios homofóbicos y transfóbicos, pero por cada troll aparecen 100 personas que se preocupan por mí y con las que realmente me puedo conectar".

Deere tiene 31 años y dice que Twitch le brinda una manera de mostrarse como drag queen sin arriesgarse a pasar por situaciones violentas en un bar u otro lugar público. Empezó en Twitch en el 2016 con solo un puñado de amigos.

Actualmente, ingresa a su canal para demostrar cómo prepara sus disfraces y también para transmitirse disfrutando videojuegos de terror. Deere solo usa su nombre de drag queen y ahora tiene más de 8,000 seguidores y 90 espectadores por cada transmisión en vivo y en directo.

Sigue sufriendo hostigamiento cada vez que transmite y tiene amigos que ofician de moderadores y eliminan a los indeseables. "Siendo un hombre gay vestido con ropa de mujer, maquillaje, peinados y todas esas locuras, si no exijo un espacio, creo que nadie más lo haría por mí", expresó Deere. "Si no hago mi mejor esfuerzo y digo: ’estoy aquí, soy queer, acostúmbrense’ entonces sería fácil quedar atrás".

Antphrodite, de 28 años, reveló que la primera vez que transmitió en Twitch en mayo del 2017 realmente no tenía un show planeado. Solo quería probar. Twitch acababa de lanzar una sección para chatear en lugar de transmitir videojuegos ("Just Chatting" es en la actualidad una de las secciones más populares de la plataforma).

Encendió una cámara web, mostró su habitación rosa adornada por el personaje de anime Sailor Moon y comenzó a hablar. Durante el primer show, alguien notó sus cartas de tarot en un estante y pidió una lectura.

Antprodite (que también se hace llamar Ant) está ahora entre los psíquicos más populares en Twitch con unos 20,000 seguidores y 400 a 500 personas sintonizando para ver cada transmisión. Se gana la vida ofreciendo lecturas públicas y privadas en línea para sus seguidores y haciendo predicciones sobre celebridades (a veces con una precisión increíble) en base a sugerencias de los espectadores.

Antprodite admite que ha sido intimidado por ser gay fuera de internet, en Twitch y en otros sitios web. No menciona su nombre real por razones de seguridad. Aun así, se considera un "sobreviviente, no una víctima". La clave de su éxito en Twitch ha sido el estricto cumplimiento de las normas de comportamiento y la disposición del servicio de streaming de eliminar a los infractores.

"Cuando se trata de ser un creador LGBT en una plataforma, a veces es un poco aterrador e intimidante debido a las personas que dicen cosas que no son tan buenas", planteó Antprodite. "Pero Twitch es realmente bueno protegiendo creadores, especialmente [miembros de la comunidad] LGBT. Es lo único que me aparta del miedo".

Leer comentarios ( )