Módulos Temas Día

Ocho consejos para grabar y editar tus propios vídeos

Dicen que editar un vídeo es como cocinar. Si tienes una buena receta, los ingredientes necesarios para elaborarla y mucha paciencia. ¿Cómo se cuenta una historia de forma audiovisual? ¿Qué planos necesito? ¿Dónde puedo encontrar sintonías libres de derechos? Más detalles aquí.

notitle

A lo largo de las próximas semanas, en Expansión Economía digital intentaremos dar respuesta a estas y otras preguntas relacionadas con el mundo del vídeo, un formato que continuará al alza en los próximos años y que, seguramente, tú también acabarás utilizando. Estudios como el último Vídeo Networking Index de Cisco aseguran que en 2020 el 79% del tráfico en internet estará generado por piezas de contenido audiovisual.

El vídeo es una herramienta de comunicación sin parangón y puede ser utilizado con múltiples enfoques. Puede ser una pieza informativa, una pequeña obra cinematográfica, un anuncio o un potente formato para reforzar y humanizar la marca de nuestra empresa.

How to make a film from Adam Westbrook on Vimeo.

Asimismo, puede construir comunidad, inspirar, puede ser un contenido didáctico o un medio para resolver dudas. Sólo hay un requisito: además de tener un objetivo claro, el vídeo en internet debe entretener. Es decir, los vídeos que grabes y edites no pueden resultar aburridos.

Llegados a este punto, la pregunta es obvia: ¿Cómo lo hago? ¿Cómo creo mis propias piezas audiovisuales? Estas son ocho recomendaciones muy básicas para iniciarte:

1. Grabar está hoy al alcance de cualquiera. Puedes hacerlo con la cámara de vídeo que te llevas de vacaciones, con casi cualquier réflex digital (también conocidas como DSLR), con tu móvil o con una tableta.

2. Sé que puede parecer muy obvio pero graba tus vídeos en horizontal. Existe un debate sobre si acabará imponiéndose el formato vertical (aquel que parece más cómodo si grabamos con un móvil). Pero hasta que lo haga: graba en horizontal. Lo diré una y mil veces: en horizontal.

3. En el vídeo es tan importante la imagen como el audio. Es recomendable que te hagas con un trípode (si vas a grabar con un smartphone te valdrá con un gorillapod como estos que cuestan unos 25 euros) y es imprescindible que compres un micrófono. Hay muchos modelos y, desde luego, precios muy dispares. Si grabas con el móvil, encontrarás más oferta para los dispositivos de Apple, aunque micros como este Rode Smartlav+ te valdrán igualmente si tu terminal es de otras marcas.

4. Poner el sujeto que vas a grabar en el medio de la imagen no queda bien. Nuestro cerebro percibe con más placer los objetos alejados de la parte central del plano. Lo más sencillo es utilizar la regla de los tercios, de la que puedes aprender mucho aquí.

5. En cuanto a la duración, sé que tienes mucho que decir, que el tema en el que trabajas es muy importante. Pero si realmente quieres comunicarte, hazme caso y no hagas vídeos de más de tres minutos. Al menos hasta que aprendas. Ten en cuenta que el consumidor de vídeo online mantiene la atención durante unos ¡40 segundos! No es fácil contar una historia en tan poco tiempo. O quizá sí.

6. Empieza con una idea potente que 'enganche' a tu público y luego desarrolla el tema en dos o tres claves más. Como sucede en los artículos de Buzzfeed, las listas del tipo Las cinco mejores apps para editar vídeo con el móvil suelen funcionar muy bien también en formato audiovisual.

7. Si el vídeo es un complemento de una información escrita, no lo utilices para contar lo mismo que aparece en el texto. Dale una vuelta, busca la parte visual de tu noticia y, si no la encuentras, no pasa nada: es posible que no la tenga.

8. En cuanto a programas de edición, hay para todos los gustos, bolsillos y necesidades: Avid, Final Cut, Adobe Premiere, Sony Vegas… También tienes aplicaciones para el móvil (Magisto, Andromedia, iMovie) y editores sencillísimos como Pinnacle Studio, Windows Movie Maker o el mismo YouTube, que en un momento dado pueden solucionarte una edición que no sea muy compleja.

Como decía, estos son sólo unos consejos para perderle el miedo al objetivo. Lo más difícil, como siempre, es tener una historia que valga la pena contar. Pero, si has llegado hasta aquí, seguro que ya la tienes.

Diario Expansión de EspañaRed Iberoamericana de Prensa Económica (RIPE)

Leer comentarios ( )

Ir a portada