Quizá nunca sintamos prisa en pulsar sobre la opción "cerrar" a menos que un banner nos asalte en medio de nuestra navegación. A muchos usuarios esa posibilidad no les alcanza y ya se refugian en bloqueadores de publicidad para móviles.

Las cifras se han incrementado agresivamente: en el 2013 eran 54 millones, ahora son 198 millones los usuarios que evaden anuncios.

En consecuencia, ese comportamiento impactará en el gasto en anuncios en Internet. Los ingresos que se han dejado de percibir por dicho concepto ya superan los US$ 21,000 millones, el panorama se prevé más desalentador al 2016 cuando se pierdan unos US$ 41,000 millones.

Pero una nueva confirmación ha acentuado la inquietud de los anunciantes: les facilitará a los usuarios de iPhone e iPad bloquear anuncios: en su siguiente sistema operativo (iOS 9) permitirá instalar aplicaciones que eviten la aparición de publicidad en su navegador Safari.

Causa y efecto"Aunque el bloqueo de anuncios ya es una realidad, la decisión de Apple no hará más que acelerar el proceso", dice el experto en publicidad digital Jason Kint a Expansión.

Así desde el medio español aseveran: la compañía amenaza con trastornar el negocio del marketing móvil, cuyo valor asciende a US$ 70,000 millones anuales. De modo que vale preguntarse qué camino deberán seguir los anunciantes en un momento en que los usuarios quieren silenciar sus mensajes.

"Nos lo hemos buscado: con campañas de publicidad masiva hemos bombardeado tanto que muchos usuarios recibían mensajes que no les interesaba", sostiene el CEO Volver D6, Pacó Baró, quien hace énfasis en el poder de la segmentación.

Baró advierte que los bloqueadores de anuncios van a golpear con fuerza a nivel local porque en nuestro mercado digital la apuesta se concentra en banners; no obstante considera que ante ese escenario las marcas deberán enfocarse en la generación de contenidos para estar más cerca de su target.

Según dice, los bloqueadores obligarán a las marcas a rediseñar su estrategia digital con lo que deberán explorar otras herramientas.

"Si la táctica de una marca de autos se reducía a lanzar banners, en adelante deberá pensar en generar contenido: quizá con una aplicación que ofrezca información novedosa. Eso provocará que el usuario te busque, ya no deberás bombardearlo indiscriminadamente", argumenta.

Las clavesExcepción. Apple no permitirá el bloqueo de anuncios en apps. De hecho, la manzana ofrece publicidad en ellas.

En estado de prueba. Con el bloqueador, las páginas se cargan hasta cuatro veces más rápido en Safari.

En Chrome. Ya son 126 millones los usuarios que emplean bloqueadores de anuncios.

TAGS RELACIONADOS