La industria de los móviles inteligentes ha frenado en seco. Después de años con crecimientos de doble dígito, en 2016 se registrará por primera vez un pequeño incremento de la cifra de unidades comercializadas. La consultora IDC cifra este aumento en tan sólo un 3%. De hecho, ante la atonía del mercado ha rebajado su previsión inicial de crecimiento para 2016, que se situaba en el 5.7%.

Gartner es algo más optimista y habla de un crecimiento del 7%, lo que implica unas ventas mundiales de 1,500 millones de smartphones. Para ponerlo en perspectiva, el año pasado la industria creció un 14.4% y alcanzó su máximo incremento en 2010, año en el que las ventas se dispararon un 73%.

"No se volverá al crecimiento de doble dígito", dice Roberta Cozza, directora de investigación de Gartner, que estima que en 2020 se venderán del orden de 1,900 millones de smartphones.

Apple también cae

El parón afecta de lleno a Apple. Por primera vez desde que lanzó el iPhone en 2007, la compañía de la manzana cerrará un ejercicio con una caída de las ventas. IDC ha revisado a la baja su previsión inicial: según esta consultora, Apple comercializará este año unos 227 millones de terminales iPhone, frente a los 232 millones de 2015. Eso sí, la consultora pronostica que la compañía volverá al crecimiento en 2017.

El frenazo se explica, en primer lugar, por la alta penetración del smartphone en muchos países desarrollados, donde hay tasas de hasta un 90%. Con esos porcentajes de adopción la única vía de crecimiento proviene de la renovación del parque.

"Los usuarios ya no están reemplazando sus terminales tan rápido como antes. Por ejemplo, los poseedores de terminales de gama alta están extendiendo el ciclo de vida de sus smartphones hasta los dos años y medio. No pensamos que esta tendencia vaya a variar en los próximos años", explica Cozza.

Objetivo: India

La saturación de los mercados desarrollados obliga a los fabricantes a buscar el crecimiento en países como India. En este mercado hay mucho recorrido, puesto que los teléfonos básicos – es decir, los que no son smartphones – suponen aún un 61% del mercado del país. El año pasado se vendieron 167 millones de estos móviles, según Gartner.

Esta consultora estima que este año se comercializarán en la India del orden de 139 millones de móviles inteligentes, un 29,5% más que en 2015.

En cambio, China (el mercado de mayor tamaño de la industria de móviles inteligentes) ha dejado de ser el motor de crecimiento que protagonizó hace unos años. Después del crecimiento récord del 16% de 2014, el año pasado el mercado mantuvo un volumen plano. "En los próximos cinco años, se espera un pequeño crecimiento en China", apuntan en Gartner.

Diario Expansión de EspañaRed Iberoamericana de Prensa Económica (RIPE)