lanzó Windows Holographic, su experiencia de realidad aumentada con hologramas, que aprovechará . Los HoloLens no funcionan como Oculus Rift o Project Morpheus ya que la mayoría de las imágenes son proyectadas en los espacios que vemos y no en algo simulado.

El nuevo gadget promete comunicación 3D, colaboración entre empresas, diseño de hologramas, juegos con realidad virtual y aplicaciones en el entorno de marketing, según ideamarketing.

Los HoloLens son un pequeño ordenador en sí mismo, con su CPU, su GPU y una HPU: un procesador dedicado a los hologramas. Además tiene lentes, proyectores, sensores de movimiento y unos altavoces con sonido envolvente, para poder escuchar los hologramas que están a los lados y detrás.

Esta tecnología aprovecha los ambientes de nuestros alrededores. Una llamada de Skype se puede ver proyectada en una pared, mapas de Minecraft en mesas y demás ideas que se pueden hacer gracias a este dispositivo que corre con Windows 10.

Este headset no incluye cables o requiere una conexión a un teléfono o PC. Windows 10 incluye una serie de APIs que los desarrolladores pueden usar para crear experiencias holográficas.