, una tendencia que está en alza y que juega a probar tecnología en todo aquello que tenga potencial para ser inteligente. Esta vez, le tocó a las máquinas expendedoras.

La iniciativa pertenece a la corporación y busca "transformar la arquitectura de los sistemas de vending, convirtiéndolos en soluciones integrales preparadas para el Internet de las Cosas", según una de sus notas de prensa.

La propuesta de Intel es ir más allá de las pantallas táctiles o la conexión a internet. Ya que las máquinas expendedoras se encuentran en puntos de mucha concurrencia, lo que quieren destacar es la experiencia de compra, haciéndola más divertida, personal e interactiva.

Dentro de todas la posibilidades que presenta una máquina expendedora inteligente, lo que más resalta es la eliminación o reducción de los largos y costoso procesos de mantenimiento e inventario que necesitan estos aparatos.

Al estar conectadas, se simplificaría la manera en que se monitoriza su estado y se podría ahorrar tiempo en las reposiciones y en la corrección de fallas mecánicas, además de potenciar la fidelización de los clientes a través del servicio personalizado.

"La flexibilidad de software y una conectividad total fomentará la implantación de nuevos e innovadores modelos de negocio dentro del mercado del vending y transformará su futuro" explica Jose Avalos, director internacional de la división Visual Retail de Intel.

Una iniciativa tecnológica más que se agrega a la larga lista de "promesas inteligentes" que queremos ver (y probar!).