El y el son los únicos smartphones con pantallas curvadas en el mercado. El teléfono de es, en todos los sentidos, un aparato móvil de alta gama, sobre todo, por su rendimiento.

Sobre el diseño, la parte superior e inferior del teléfono inteligente de la surcoreana se encrespa hacia adelante muy ligeramente. Tiene una concavidad suave. La propia tecnológica señala que la curva hace que el dispositivo se sienta más cómodo al contacto con la cara, ofrece una experiencia de video más inmersiva y hace que la pantalla sea menos propensa al brillo en condiciones de luz extrema.

Desde The Verge apuntan que el último punto parece ser totalmente cierto: a la luz del sol la pantalla del G Flex es capaz de dejar fuera la brillantez. Mientras tanto, consideran que la experiencia inmersiva la otorgan todos los móviles con displays grandes y, en esa línea, aseguran que no es cómodo utilizar un terminal de 6 pulgadas para hacer llamadas telefónicas.

Si bien en lo que se refiere a de Samsung es "torpe" a diferencia del G Flex, viene con un factor ingenioso. Si se inclina el teléfono hacia un lado, el usuario podrá ver algunas notificaciones o los niveles de batería, pero LG ha hecho nada único en ese sentido.

Los observadores de la industria critican, en esa misma línea, que solo haya una "extraña animación en la pantalla de bloqueo del G Flex", la cual se mueve en la medida en que se inclina el terminal, pero, según indican, eso no guarda relación con una pantalla curvada.

El G Flex le guarda un enorme respeto al software, pero no hace lo propio con el hardware, a pesar de que éste sí importa y de manera sustancial. "G Flex podría haber sido un teléfono inteligente futurista, una visión de lo que podría ser. En cambio es solo una pantalla injertada en una concavidad delgada", dicen desde The Verge.

Pero un aspecto a destacar en el nuevo smartphone de LG es el rendimiento. El citado portal especializado en tecnología ha calificado con el máximo puntaje este factor. "El teléfono es increíblemente rápido y eficaz: es posible ir saltando entre un puñado de aplicaciones e ir corriendo con dos al mismo tiempo".