Módulos Temas Día

Latinoamérica necesita capacitación para que tecnología no dispare desempleo

El director ejecutivo de la multinacional CA Technologies, Michael Gregoire, citó el posible aumento del desempleo entre las consecuencias "no intencionales" del avance de la Cuarta Revolución Industrial en América Latina.

Robot

Foto 3 | Robots-reemplazo. Si el avance tecnológico es veloz y de pronto aparecen máquinas capaces de realizar todo tipo de tareas, solo le quedará a los humanos tratar de alcanzarlas en la carrera. Con una pobre curva de aprendizaje, el reemplazo pronto sería masivo, ampliando las desigualdades y dividiendo los puntos de vista sobre la tecnología. (Foto: iStock)

iStock

(EFE).- América Latina necesita capacitar a sus trabajadores para evitar que la llamada "Cuarta Revolución Industrial" eleve el desempleo en la región, coincidieron especialistas en uno de los debates en el Foro Económico Mundial para Latinoamérica, que se realiza en Sao Paulo.

"Una de las preocupaciones del Gobierno de Brasil en estos momentos en que estamos lanzando una agenda para la "Industria 4.0" es la recalificación de mano de obra para que los trabajadores que perderán sus empleos puedan ser absorbidos por las nuevas empresas", afirmó el ministro brasileño de Industria y Comercio Exterior, Marcos Jorge de Lima.

El funcionario agregó que su cartera trabaja junto a Educación en Brasil para "recalificar a los trabajadores ante el convencimiento de que habrá un desplazamiento de mano de obra hacia otras actividades que exigen más calificación".

El ministro participó en el debate sobre la Cuarta Revolución Industrial, que, con el avance y la propagación mundial de las tecnologías digitales, cambió la forma de producción y consumo de bienes y servicios.

El tema es uno de los protagonistas de los debates de la XIII edición del Foro Económico para Latinoamérica que reúne hasta el jueves en la mayor ciudad de Brasil a unos 750 políticos, empresarios, comunicadores y analistas de más de 40 países para debatir sobre los desafíos y las oportunidades de la región.

El director ejecutivo de la multinacional CA Technologies, Michael Gregoire, citó el posible aumento del desempleo entre las consecuencias "no intencionales" del avance de la Cuarta Revolución Industrial en América Latina.

"Tenemos que ver cuál será el papel de la tecnología para ver cómo recapacitamos a esos trabajadores, para que las nuevas empresas puedan absorberlos", dijo.

"En el futuro tendremos dos millones de trabajos más por las nuevas tecnologías, pero ¿quién los va a ocupar? Se trata de un gran problema para nuestra sociedad y para las industrias, y no podemos esperar que el Gobierno resuelva eso. Nosotros mismos tenemos que resolverlo", agregó Gregoire.

Apuntó que la propia industria tecnológica impulsa iniciativas como un portal creado por once empresas de Estados Unidos que ayuda a desempleados a identificar sus habilidades en las nuevas tecnologías y les ofrece capacitación.

"Nuestra meta es entrenar un millón de personas al año", dijo.

Para Fabio Coelho, director de Google para Brasil, la capacitación debe comenzar con los niños porque "eso los va a abrir más oportunidades en empleos de programación y va a crear una sociedad más habilidosa tecnológicamente. Si no hacemos lo suficiente, no abriremos las oportunidades suficientes, en empleos, para nuestros hijos".

Coelho alertó que gran parte de los ingenieros graduados en el mundo con habilidades en áreas como inteligencia artificial provienen de China, por lo que, "si no formamos nuestra mano de obra, la tendremos que importar y seguiremos siendo dependientes. Hay oportunidades para que mucha gente en América Latina entre en esta revolución industrial".

La ministra de la Producción de Perú, Lieneke Schol, coincidió en la necesidad de impulsar la formación y opinó que los gobiernos tienen un importante papel para garantizar que "más personas puedan participar de la transformación económica".

"Y tenemos que incluir también en este proceso a las mujeres y a las niñas. Hay que impulsar que las niñas se capaciten para estas tecnologías y mostrarles que la ingeniería y las nuevas tecnologías no son cosas de hombres", afirmó.

Schol citó como ejemplo el programa peruano "Laboratoria" que ayuda a las estudiantes que salen de las escuelas a formarse en programación y les garantiza un empleo.

Leer comentarios ( )

Ir a portada