En los próximos cinco años se espera invertir a nivel mundial la suma de US$ 6,000 millones destinados para dar soluciones para el Internet de las Cosas (IoT por sus siglas en inglés), principalmente para el desarrollo de aplicaciones, hardware para los dispositivos, integración de sistemas, almacenamiento de datos, seguridad y conectividad, según la firma GeneXus.

"El desafío dentro de las empresas será llevar aquellas tecnologías con las que cuentan al siguiente nivel, evolucionarlas y adaptarlas con software o programas óptimos para ser parte de este proceso; pues uno de los principales retos que se espera a partir de este año será la competición de las empresas para moldearse al nuevo mercado que se está formado a través del IoT", señaló Anibal Gonda, evangelista técnico de GeneXus.

Indicó que el IoT apunta como la nueva revolución industrial, ya que representará un giro de 180 grados para la economía mundial, en donde la tecnología va de la mano con las empresas y los mismos gobiernos.

Tan solo en 2015 alrededor de 10,000 millones de dispositivos se conectaron a Internet, mientras que para el 2020 se espera que habrá 34,000 millones de dispositivos, de los cuales 24,000 millones representarán al IoT.

Según el informe "How the 'Internet of Things' will affect the world" realizado por Bussines Insider, solo 10,000 millones serán dispositivos tradicionales de computación (por ejemplo, teléfonos inteligentes, tabletas, smartwatches, etc.).

Las grandes empresas, así como las micro, pequeñas y medianas empresas (Pymes), apuntan para ser favorecidas por el IoT de tal forma que durante este año será uno de los ejes en los que se trabajará por parte de compañías.

Recientemente, en el CES 2016 (Consumer Technology Association) celebrado en Las Vegas (EEUU) se presentaron todo tipo de aparatos relacionados con IoT, desde autos y motos, sistemas de audio, televisores y heladeras que manejan la casa, closets y cerraduras inteligentes, además los precursores wearables.

Las empresas serán quienes adopten mayoritariamente esta tecnología del IoT, seguido de los gobiernos y de los mismos consumidores, señala el informe de Bussines Insider.

En este rubro, las compañías contemplarán tres formas para mejorar los negocios a través de la reducción de los costos de operación, el aumento de la productividad y con la expansión a nuevos mercados o el desarrollo de nuevas ofertas de productos.

Gonda mencionó que "el IoT es parte de esta era digital, ya que se encuentra en pantallas, teléfonos móviles, sistemas informáticos, servicios tecnológicos, tablets, gadgets y otros artículos que para este año serán tendencia, por ejemplo, los drones, los coches autónomos, la realidad virtual y los wearables".

"Estos y otros sistemas buscarán ser parte del crecimiento en el mercado al ofrecer, renovar y crear sus productos o servicios,en GeneXus ya estamos trabajando para facilitar el desarrollo para esta nueva tecnología", afirmó.